Skip to main content

Las recetas de la abuela

Germán Lucarelli tiene dos exitosos restaurantes en Maine, Estados Unidos, en los que utiliza las recetas de sus abuelas para elaborar los platos.
Argentinos por el mundo
Germán-Lucarelli
27 enero, 2020

Para llegar al éxito, Germán Lucarelli partió de lo simple: las recetas de sus abuelas. Este chef argentino tiene hoy dos restaurantes en Maine, Estados Unidos, y factura más de un millón de dólares al año. El camino hasta allí, sin embargo, no fue fácil.

Oriundo de Hurlingham, en la provincia de Buenos Aires, cuando terminó el secundario siguió el mandato familiar y comenzó la universidad. La carrera elegida: Arquitectura en la UBA. Para eso, se mudó a Belgrano, en Capital, a la casa de sus tíos.

Su verdadera pasión, sin embargo, la venía mamando desde chico, de la mano de sus abuelas. María Elena, su abuela paterna, era argentina, pero de descendencia italiana. Elena, por el lado de su madre, era especialista en guisos. A los 16, Germán ya se asomaba a las cocinas. Fue así como luego, mientras estudiaba Arquitectura, comenzó a trabajar de lavacopas en un restaurante: se enamoró de ese mundo. Tanto que se replanteó su vocación. Dejó todo para dedicarse a su verdadera pasión: la cocina.

Sin el apoyo de su familia, se mudó a una pensión y comenzó a trabajar de lo que fuera, mientras se seguía metiendo en ese mundo que tanto amaba. Hasta que llegó su primera gran oportunidad: una temporada en Las Leñas junto a un gran empresario hotelero. Luego, llegaron otras experiencias por el mundo: Asunción, Estambul, Marbella, París y Londres. Finalmente, su destino final: Estados Unidos. En el camino, aprendió con los mejores: el Gato Dumas y Martín Berasategui, entre otros.

La cocina propia

Luego de pasar por muchísimas cocinas, llegó el momento de tener la propia. Junto a su socio, Sante Calandri, en 2015 abrió The Ports of Italy, en Kennebunk, Maine. Con comida italiana, inspirada en las recetas de sus abuelas, el lugar fue un éxito. Con el tiempo, decidió apostar aún más a sus raíces: abrió The Lost Fire BBQ, Patagonian Grill, especializado en asado patagónico.

Ambos lugares son un éxito rotundo y su historia, la evidencia de que nunca nos arrepentimos de seguir nuestros sueños.

Germán-Lucarelli
No votes yet.
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X