Skip to main content

“La huella” argentina en Austria

En donde hay un argentino, hay rica comida. Tal es el caso de "La huella", el restaurante de Eva en Viena. Gastronomía argentina del más alto nivel.
Argentinos por el mundo
En donde hay un argentino, hay rica comida
15 diciembre, 2019

Eva Gedwillo es una argentina que decidió emigrar hace 10 años. Eligió Viena. Y como buena argentina, ya está dejando una huella en su nuevo hogar.

Eva María

Se trata de un restaurante de empanadas, llamado, precisamente, “La huella”. El proyecto surgió a poco de llegar a Austria. Cuando empezó a vender empanadas entre los argentinos, para llegar a fin de mes. Hizo algo que los argentinos no hacemos en nuestro país, pero sí cuando estamos afuera. Le fue bien. Y llegó el restaurante. Toda una novedad para el país europeo.

El nombre surgió de una canción de Atahualpa Yupanqui“De tanto dir y venir hice una huella en el campo para el que viniera después fuera camino liviano.”

La huella ya cumplió tres años ofreciendo productos argentinos a los austríacos. Porque más allá de unas empanadas colosales, se ampliaron. Hoy hay parrilla también. Y fernet. Quilmes. Dulce de leche. Tinto en pingüino. Flan casero. Locro. Chimi. Hay clases de folklore. Noches de truco. Y otras de música nacional, desde tango hasta rock.

Los austríacos valoran mucho, primero, que esté atendido por argentinos (y no taiwaneses, por ejemplo). Y el trato y la cordialidad tan nuestros. Ya se van acostumbrando. Cuando le piden una reserva, la llaman por su nombre. Eso le gusta a Eva. Quizá la haga acordar un poquito a la Argentina, entre tanta frialdad alpina. También se van acostumbrando a hacer sobremesa, que allá no es común. “La huella” los argentiniza de a poco.

“La huella” se nutre de austríacos que quieren conocer Argentina y van primero al restaurante. O chicos que estuvieron de intercambio acá, y van en busca de fernet, cumbia y choripan. Uno se copó tanto con nuestro país, que se recibió de médico y llevó a toda su familia a comer parrillada a lo de Eva. Quería mostrarle porque ama tanto a Argentina, y la eligió porque es un retrato fiel de nuestro país.

Obvio que “La huella” es paso obligado para todos nosotros. Allí comieron argentinos destacados, como Juan Falu, Peteco Carabajal y su hijo Guillermo Fernández, Anabella Zoch, la selecciones femenina y masculina de Beach Voley. Y cientos de compatriotas ignotos, que fueron de turistas. Todos clientes satisfechos con la atención de la gente, y con la comida, igualita que acá.

Eva es una pionera. Como fueron nuestros abuelos. Descubrió una veta, que seguramente explota con tanto éxito porque ama a nuestro país. Y lleva las tradiciones en la sangre. Ojalá pronto se le sumen a esta pasión Lucero, Matilda y Abril. Sus hijas. Para expandir un poquito de esta tierra por otros lugares. Que tan lindo es y tanta falta nos hace.

No votes yet.
Por favor espere.....

Un comentario para ““La huella” argentina en Austria”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X