Ser Argentino. Todo sobre Argentina

El sueño americano: la primera dama eligió el café de estos argentinos

Jorgelina y Diego son argentinos y emigraron a Estados Unidos hace pocos meses. Allí, abrieron Helena’s Coffee y recibieron la visita inesperada de la esposa de Joe Biden.

Comenzar un nuevo emprendimiento no es fácil, mucho menos si se hace en otro país. Pero, si la primera dama de Estados Unidos pasa por tu cafetería nueva a tomar algo, ayuda bastante en términos de publicidad, ¿verdad? Eso exactamente fue lo que le sucedió a un matrimonio de argentinos que emigraron a Miami y no podían creer que la esposa de Joe Biden estuviera entrando al local que abrieron hace tan solo unos nmeses.

Jorgelina y Diego emigraron a los Estados Unidos hace unos pocos meses para comenzar una nueva vida con mejores perspectivas económicas. Aplicaron a una visa de inversión y contactaron a un broker que les ofreció diferentes alternativas de negocios armados, hasta que encontraron la opción ideal. Compraron una cafetería llave en mano en el barrio de Plantation, en Fort Lauderdale, y la bautizaron Helena´s Coffee, en honor a una de sus abuelas.

Con mucho esfuerzo, lograron, en muy poco tiempo, que el café comenzara a funcionar y hasta a dejarles algo de ganancia. Todo venía mejor de lo esperado, hasta que lo inesperado golpeó a su puerta.

“Está viniendo la esposa de Joe Biden a la cafetería”

Era un sábado como cualquier otro y Jorgelina había decidido tomarse el día libre. Su marido había quedado a cargo de Helena’s y era un día agitado, con muchos clientes yendo y viniendo. De pronto, alguien entró al local y le dijo a Diego algo en inglés que no logró comprender, por lo que llamó a su esposa.

Cuando Jorgelina atendió, no podía creer lo que le estaban diciendo del otro lado de la línea: “Soy de la Casa Blanca y es para avisarle que está viniendo la esposa de Joe Biden a la cafetería”. Las condiciones no eran las ideales: se había cortado la luz más temprano y el aire acondicionado aún no había llegado a enfriar el lugar nuevamente. Sumado a esto, el local estaba lleno de gente y no había mesas disponibles. Además, Diego debía avisarles a los clientes que los iban a registrar, por cuestiones de seguridad.

Afortunadamente, y a pesar del corto aviso, todo salió bien. Jill Biden ingresó a Helena’s, se sacó fotos y pidió un café. Se sentó a una mesa junto con Debbie Wasserman Schultz, una autoridad local. Algunos clientes se acercaron a saludarla. A las personas que iban llegando al local las revisaban y las hacían pasar por el detector de metales. Todo en la escena era surreal e inesperado. La primera dama de Estados Unidos no llegó a terminar su café: pidió un vaso descartable, lo traspasó y se fue. 

Al día de hoy, Diego y Jorgelina todavía no saben por qué Jill Biden eligió Helena´s Coffee, con tantas opciones disponibles que hay en esa zona. Al parecer, estaba en las inmediaciones del local debido a la campaña que está llevando adelante su marido. Falta poco para las elecciones de medio término y la primera dama había asistido a un evento para concientizar sobre el cáncer de mama. El porqué de la decisión de pasar por su café sigue siendo un misterio, pero sin dudas la visita de la señora Biden deja muy bien parado a este emprendimiento incipiente de los argentinos. 
 

ImagenHelena´s Coffee

Rating: 0/5.