Skip to main content

El sabor del encuentro en Nueva Zelanda

No es fácil hacer un buen asado argentino en el exterior. Enterate de cómo un compatriota de ley se las arregla en Nueva Zelanda.
Argentinos por el mundo
No es fácil hacer un buen asado argentino en el exterior
14 noviembre, 2019

El de hoy no es un asado cualquiera. Es una historia de asado muy especial. Saben por qué? Porque está hecho por una persona muy querida por mí. Que hace muchos años decidió junto a su linda mujer Marina, irse a vivir a Nueva Zelanda.

Transcribo todo lo lindo que Pablito Dunovits me pudo transmitir en una conversación sobre cómo hacer un asado en Nueva Zelanda.

– Pablo, decime qué significa para vos la palabra “asado”.

– Es una forma de juntarse en familia. La excusa perfecta para juntarse entre amigos. Acá en Nueva Zelanda la diferencia entre el asado de ellos y el de nosotros es el fuego. Ellos tiran un bife, se ponen a tomar y listo. El nuestro se caracteriza por dos o tres cosas. Primero, la paciencia para hacer el fuego. Segundo, la  pasión por la carne. Saber qué tirar, qué cortes. Tercero, disfrutar del corte y el acompañamiento del corte de la carne. No tiene que ser  otra cosa que una criolla y un chimichurri; nada más.

La historia

– Hace 5 ó 6 años yo necesitaba volver a la carne de alguna forma. Conocí cerca de casa a un carnicero que tenía un corte llamado “Picaña”. Un corte brasilero tipo colita de cuadril. Le pregunté si podía hacer cortes a medida o especiales. Me dijo “Qué querés?” Le dije por qué no empezamos con vacío y con costillar? Y no sabía cómo hacerlo. Entonces me metí en el freezer con él. Le expliqué básicamente cual era el vacío, y dónde era el corte. Y empezamos por ese lado. Así empezó a vender vacío, y costillar. Porque acá sólo vendían costillitas chiquitas. Ahora vende el costillar entero. 

Después le pasé la receta de un chorizo argentino y empezó hacer chorizos también. Se copó con los cortes argentinos y los vendía con el nombre en español. Son más baratos, porque no los usan acá. Así llegaron la colita de cuadril, el peceto, las milanesas de nalga, las entrañitas. Todos los cortes.

El buen asado

– Primero tiene que tener “Amor” y “Pasión” para hacerlo, no importa con qué. Yo tengo 3 parrillas. Me hice hacer una cruz, una parrilla de gas y una de carbón.  El secreto de la parrilla de carbón es mantener el fuego, y tener el fogón al costadito para hacer el refill. El secreto es mantener el fuego.

La diferencia con las parrillas kiwis con las nuestras es que los kiwis tiran el carbón, tiran la parrilla arriba y después no lo tocan nunca más. Con lo cual lo queman al toque. Nosotros cocinamos a fuego lento, con más paciencia. Y ellos todo lo opuesto. Nosotros tenemos posibilidades de abrirlo. Tocar un poco el carbón. Ese es un poco el secreto.

Acá no hay achuras, por una cuestión de sanidad. Pero hay buenos chorizos. Consigo el matambrito. Creo que es lo mejor que sacamos.

La pasión

– El tema del asado es una pasión linda y por ahora es algo que me mantiene cerca de Argentina, estando lejos. Afortunadamente acá en Nueva Zelanda se come mucha carne. Es muy buena; sobre todo la de cordero.

Esta fue la linda entrevista que le hice a este amigo lindo. Gracias Pablo por compartir este lindo relato!!! Seguimos en contacto!!!

No votes yet.
Por favor espere.....

4 Comentarios to “El sabor del encuentro en Nueva Zelanda”

  • Marina Castellano

    Es así. Los asaditos son mas ricos cuando se hacen con tanta dedicacion y se comparte con los amigos y la flia.
    Vengan pronto. Los esperamos con un asadito… y si pueden, traigan algunas achuras que es lo único que nos falta conseguir 😉

  • Sergio

    Que linda nota Amiga!!
    Excelente la definición de Pablito de lo que significa un asado: la excusa perfecta para reunirse con la familia y/o amigos!! Me encantó…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X