Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Él es argentino y se dio el gusto de esquiar en el Everest

Infringiendo las leyes locales, un montañista logró cumplir con su meta.

Una hazaña que rompe un poco con las normas: tenía que ser argentino. Willie Benegas se convirtió en el único argentino y latinoamericano que esquió en el Everest, actividad que está prohibida por las autoridades de Nepal. Junto con su compañero Matt Moniz, descendió desde el Campamento Base 3 al 2, desde 7200 msnm hasta los 6400.

Willie es un montañista experto, dueño de una empresa de expediciones con su hermano Damián. Nació en Buenos Aires, pero a los ocho años su familia se mudó a Península Valdés, donde aprendió a amar la Patagonia. Así se fue acercando a la nieve en Esquel y Bariloche, y comenzó a trabajar como guía de alta montaña en la Argentina, Estados Unidos y en el Himalaya. Fue por primera vez al Everest en 1999 y subió 13 veces a la cima. Participó también de innumerables rescates.

Sin embargo, esta vez la hazaña casi le cuesta cara: por haber bajado con esquís sin permiso, las autoridades de Nepal lo amenazaron con negarle el permiso para acceder al Everest durante diez años y con que debía pagar una multa de 1000 dólares. La noticia llegó a la prensa local y un grupo de sherpas mostró su apoyo presentando un documento que reunía 150 firmas, donde afirmaban que los hermanos Benegas habían ayudado a la economía de Nepal atrayendo a turistas y creando puestos de trabajo para los escaladores, guías y porteadores. Finalmente, el director general del departamento de Turismo, Dinesh Bhattarai, decidió pasar por alto el atrevimiento y la hazaña tuvo el final feliz que Willie había soñado.

Aprovechar los días de escalada y rebeldía para contribuir a la ciencia

En esos días que pasó en la zona del Everest, Benegas fue parte también de un experimento para determinar cuánto cambia la expresión de los genes en condiciones extremas cuyo protocolo fue establecido por la NASA. Para dicha experiencia, él y su compañero Moniz tuvieron que tomar muestras de su propia sangre, saliva y heces a más de siete kilómetros de altura, en medio de un insoportable frío que lo congela todo y con muy poco oxígeno. Las condiciones de la montaña son las que marcan la diferencia y llevan al límite los parámetros que luegon se analizarían. El material después fue enviado a Christopher Mason, un genetista de Weill Cornell Medicine, en Nueva York, para ser analizado. Sus respectivos hemanos gemelos, Kaylee Moniz y Damian Benegas, hicieron lo mismo para establecer un parámetro de comparación.

Algo sobre el Everest

Cuando alguien refiere al monte Everest, no está hablando de una montaña más. Su importancia radica, entre otras cosas, en ser el monte más alto en la superficie de nuestro planeta Tierra. ¿Cuánto mide? Su altitud es de 8848,86 metros sobre el nivel del mar.

Su localización está en la cordillera del Himalaya, en el continente asiático. Para ser más exactos, está en la subcordillera de Mahalangur Himal, que a su vez es la frontera más alta del mundo. Divide a China y Nepal. Es innegable el atractivo que resulta para los escaladores y alpinistas de todos los puntos del globo terráqueo. Sin embargo, no es para cualquiera. Se requiere una preparación y entrenamientos adecuados, pues las condiciones de altura y clima, sumadas a los peligros naturales de avalanchas y el cruce por la cascada de hielo de Khumbu hacen de la aventura un riesgo considerable Lamentablemente han sido mucho más de un centenar los alpinistas que, literalmente, murieron en el intento.

Su clima es realmente extremo. Durante el mes más frío del año, enero, la temperatura promedio en la cumbre es de -36 °C y puede llegar, incluso, a los -70 °C. En julio, el mes más cálido, la temperatura promedio en la cumbre es de -20 °C. No olvidemos el factor de sensación térmica, que con el viento del lugar y otros valores, muchas veces es menor de lo que indica la temperatura medida por un termómetro.

Rating: 0/5.