clima-header

Buenos Aires - - Martes 19 De Enero

Home Gente Argentinos por el mundo El chipero de París no se rinde y persiste en la lucha por su visa

El chipero de París no se rinde y persiste en la lucha por su visa

Hace un tiempo te contamos la historia de Maximiliano Barrientos, el chipero de Posadas que buscaba quedarse en Francia. ¿Cómo continuó su sueño artístico?

Argentinos por el mundo
El chipero de París

Vamos a refrescarnos la memoria para retomar desde donde lo dejamos. El joven de 28 años  llegó a Europa un mes antes de que iniciara la pandemia para filmar un cortometraje en Inglaterra. Pero sus planes se vieron frustrados y tuvo que rebuscárselas, al punto de que vendió hasta su computadora para lograr subsistir. Inclusive llegó a comer de la basura antes de eso. Sin embargo, no bajó los brazos y escribió un libro en el celular que publicó por Amazon. Gracias al dinero obtenido pudo dirigirse hacia la capital francesa, donde se instaló en la casa de unos amigos. Con apenas 15 euros decidió convertirse en chipero y arrancar un microemprendimiento gastronómico que comenzó a dar sus frutos.

La idea de hacer chipá surgió un día lluvioso mientras pensaba de qué manera podía redoblar la poca plata que tenía. Allí, recordó que durante la infancia vendía junto a su abuelo elaboraciones de la tradicional receta y que podría comercializarlas en París. El objetivo principal era obtener los recursos económicos para encontrar asesoría en migración antes de que se venciera su permiso de residencia. Sin embargo, llegó el 5 de noviembre, la temida fecha de expiración, y no lo logró. Por lo que actualmente permanece en la ciudad de manera ilegal. Su única alternativa es realizar una película para conseguir una visa excepcional destinada a los artistas. Para ello, necesita recaudar 45 mil euros de los que no dispone.

Una realidad digna de ficción

Maximiliano empezó a vender sus productos comestibles en grupos de Facebook mientras que sus publicaciones se viralizaron inesperadamente. Hasta que un día se animó a pararse frente a la Torre Eiffel para llamar la atención de los turistas. De a poco se fue ganando la fama de “El chipero de París”, con las consecuencias que eso conllevó. Sucede que el negocio de los chipás es disputado con otros comerciantes paraguayos que, según el joven, lo dejan en desventaja. El motivo es que se trata de una comida típica de su tierra natal. En cambio, él es argentino, aunque en el litoral también se considera al bocado como nativo.

No obstante, el cineasta sabe bien lo que es pelear contra las adversidades y utiliza sus conocimientos para potenciar el emprendimiento. Lo hace subiendo a las redes sociales spots y campañas publicitarias de sus elaboraciones. Asimismo, optó por diversificarse e incorporó al menú la sopa paraguaya, el asado, los ñoquis, el dulce de batata y el pan dulce. Pero también tiene sus riesgos, dado que tiene que recorrer lugares parisinos bastantes peligrosos para conseguir algunos ingredientes. Paralelamente, aseguró que convive con el miedo a que lo deporten y apenas gana lo necesario para pagar el alquiler.

Al conocerse la historia del chipero, la abogada argentina Carolina Baza se contactó con él y le ofreció ayuda. Ambos se reunieron en su despacho y juntos descubrieron la forma de que pudiera quedarse en el país. La solución es filmar una película que pueda competir y ganar un premio o conquistar los estándares cinematográficos europeos para obtener la visa. La obra se llama "El lado oscuro de París" y comprende una especie de reality show. Allí, abarca temáticas como el tráfico de drogas, la trata de blancas y otras mafias locales.

Siempre para adelante

Maxi sabe que con su trabajo de chipero solamente se le va a dificultar conseguir el monto total de lo que necesita para el proyecto. Así que decidió abrir un perfil en la plataforma GoFundMe para que la gente se solidarice con la causa y realice donaciones. Finalmente, aseguró que la película se va a hacer sí o sí porque no tiene otra alternativa. Seguro y esperanzado, explicó que con su situación legal actual nadie lo va a poder contratar, ni tampoco cumplir su sueño. No va a parar hasta que la Warner Bros apruebe su film sobre los veteranos de Malvinas.

Fecha de Publicación: 13/01/2021

Compartir
Califica este artículo
0/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

Maximiliano Barrientos El chipero de París: vendedor de día y artista de noche
Chipa Receta del verdadero chipa misionero

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Tradiciones
Mercado Central de Mendoza El Mercado Central de Mendoza, un clásico

En la Ciudad de Mendoza funciona, desde hace años, el Mercado Central. Productos regionales, entrete...

Argentinos por el mundo
berlin-covid La entrerriana que le hace frente al COVID-19 desde Berlín

Sofía Ramírez es una joven oriunda de Paraná que está radicada en la ciudad de Berlín, Alemania. ¿Có...

Historia
semana tragica titular La Semana Trágica: aquel enero sangriento de 1919

En una semana luctuosa nació el movimiento obrero argentino como unidad de negociación. Y el primer...

Espectáculos
autocine La exfábrica de Paraná convertida en autocine

De la pandemia y las crisis salen nuevas oportunidades. Hablemos de la historia del flamante nuevo a...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades