Ser Argentino. Todo sobre Argentina

"Largo todo y me voy a la mierda"

Franco es uno de esos que deciden largar todo e irse a la mierda... Estuvo 5 años afuera.

No es el primero, ni será el último. Cansado de pasar nueve horas por día en la oficina y de los piquetes en Buenos Aires, Franco Poltrinieri es uno de esos pocos audaces que deciden largar todo e irse a cumplir un sueño. Y así lo hizo. Se fue a la mieda.

Un día se decidió, se compró la típica combi Volskwagen ("Clarita"... cada loco con su tema...) y se propuso unir Tierra del Fuego con Alaska. No era músico, ni artesano, ni, mucho menos, mecánico. Cosas que en un viaje en auto a tierras remotas, podrían haberle resultado útiles. Tampoco tenía mucha guita. Así que laburó de mozo, de auxiliar mecánico y de obrero para seguir en la ruta. Vivió en la combi, obvio; pidió baños prestados, comió pasta y atún todos los días. Hizo lo que tenía que hacer para cumplir su sueño.

Hasta que en Paraguay se avivó y convirtió la combi en un food truck. El resto del viaje vendió "lomitos salvajes", curados con fernet. Algo más argento no hay.

En Brasil se animó a visitar una favela con la camiseta de Argentina puesta, durante el mundial. Yo no se si me animo a cualquiera de las dos cosas... Pero él sí. Y conoció a un brasilero que había jugado en Chacarita. Y a su hija. Y se quedó a cenar. Y al irse casi lo acuchillan, pero safó, gracias al típico chamuyo argentino.

A la mierda, de verdad

El viaje duró 5 años y se puso encima 30.000 kilómetros. Toda una aventura. Y lo que él rescata es maravilloso y nos cae de perla en este momento que vivimos los argentinos. Cito textual: "Después de algo malo, siempre viene algo bueno. Todo tiene solución."