Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Una clásica hamburguesa

Hacé tu propia hamburguesa. Te dejamos la receta para el pan, la carne y los ingredientes, solo te quedará disfrutar y saborear.

La hamburguesa es un alimento universal, totalmente emparentada con el clásico sándwich o con el auténtico lomo. Es que, en algún punto, se trata de comidas similares. Un pan cortado en el medio, con distintos ingredientes entre las dos mitades. Pero la hamburguesa es especial. Existe una infinidad de variedades. Con medallón de carne, de lentejas, de garbanzos, etc. También se la puede acompañar con papas, nachos u otras guarniciones. Acá te dejamos la receta para hacer una clásico Bacon Cheddar, es decir, con panceta ahumada y queso cheddar.

Un poco de historia

La palabra proviene de la ciudad de Hamburgo, en Alemania, el puerto más grande de Europa en el siglo XV. Posteriormente, fueron los inmigrantes alemanes de finales del siglo XIX quienes introdujeron en Estados Unidos el plato lamado “filete estadounidense al estilo Hamburgo”. Hoy en día su origen es discutido, puesto que diferentes comarcas de Estados Unidos reclaman ser los inventores de la hamburguesa moderna. Una de las historias proviene de la ciudad de Wisconsin donde, en 1885, a Charlie Nagreen, cuando tenía quince años de edad, trabajando en su puesto de comida de la Feria Estatal se le ocurre resolver un problema: sus clientes querían pasear por la feria mientras comían y necesitaban una forma práctica para hacerlo. Charlie colocó la carne entre dos rebanadas de pan, denominándola hamburguesa. El éxito fue tal que pronto aparecieron más inventores, como Frank Menches en 1892 durante la Feria del Condado Akron, Ohio. Lo único cierto es que, en la Feria Mundial de San Luis de 1904, la hamburguesa ya era muy famosa y deliciosa.

Ingredientes (para 4 hamburguesas)

Preparación

El pan (pueden salir entre 4 y 6)

En primer lugar, preparamos la esponja. Debemos colocar en un bowl los 190 ml de agua, 200 gr de harina 000 y 10 gr de levadura fresca. Batimos hasta unir todos los ingredientes y dejamos reposar hasta que se haga como una espuma. Pueden ser de 15 a 30 minutos, dependiendo del calor que haga en la sala. Mientras tanto, hervimos las papas con cáscara. Una vez que están bien blandas, las sacamos del agua, las pelamos y las pisamos, haciendo un puré, pero sin agregarles nada. Cuando tenemos la esponja lista, en el mismo bowl metemos las papas, más la sal, el azúcar, la leche en polvo y la harina 0000. Mezclamos todo con las manos, hasta que se una. Una vez que formamos una masa, pasamos todo hacia la mesada, para amasar más cómodos. Allí sumamos la manteca, que debe estar muy blanda. Unimos y amasamos hasta cansarnos, hasta que se una todo y quede homogéneo.

Dejamos reposar dentro del bowl durante, por lo menos, media hora. Debemos tapar el bowl y colocarlo cerca de alguna fuente de calor (el sol o las hornallas de la cocina). Debe duplicar su tamaño, literalmente. Luego, tomamos la gran masa y vamos sacando trozos de unos 130 o 140 gramos. Los hacemos una bola entre las manos, sin presionarlos, sólo sosteniéndolos para que no se caigan. Una vez que tomaron forma, los apoyamos en una fuente de horno, con un poco de fritolín o aceite. Al terminar, podemos pintarlos con huevo y semillas. Los tapamos y los dejamos sobre la cocina, con el horno prendido. Deberán volver a duplicar su tamaño. Esto tomará unos 20 minutos. Al terminar, los metemos al horno. Los cocinamos por arriba y por abajo, no más de 7 minutos en total.

La carne

Cortamos y picamos 2 cebollas y el pimiento. Salteamos con aceite, sal y pimienta. Una vez que está todo bien cocido, lo mezclamos con la carne molida y volvemos a colocar sal y pimienta. Seguidamente, vamos formando bolas de unos 175 gr. Luego las colocamos sobre la mesada y les damos un golpe en seco, con la palma abierta. Si no tenemos un molde, podemos darle la forma de disco con las manos. Su cocción se hace sobre una plancha bien caliente, sin aceite, ya que la molida intermedia trae grasa. Vuelta y vuelta. El punto de cocción depende de cada uno, aunque siempre es recomendable cocinar bien la carne molida.

Topics

La panceta ahumada se mete al horno y se deja secar un poco, hasta que quede crocante, no más de 15 minutos. Mientras que la salsa especial consiste en mezclar la cebolla, picada bien chiquita, con el kétchup y la mostaza.

Finalmente, sólo queda armar todo. La salsa especial sobre el pan de base, arriba el medallón de carne (con las fetas de cheddar encima, derretidas durante la cocción de la hamburguesa). A esto le sumamos la panceta y la otra tapa del pan. Ya estamos listos para darnos una panzada hamburguesera.

Rating: 3.50/5.