Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Una cerveza en el patio

En Mendoza, desde hace algunos años, se ha instalado un nuevo concepto para el consumo de cerveza y comidas rápidas. Son los patios cerveceros.

El concepto del mozo con camisa y moño, zapatos en punta, elegante, ha quedado obsoleto. También lo han hecho las mesas cuadradas con doble mantel y las dos o tres copas por plato. Los cubiertos de acero inoxidable y los grandes platos blancos han seguido el mismo camino. Las tendencias marcan nuevas modas. Y en ese sentido, hay una nueva moda que parece haber llegado para quedarse. La cerveza, acompañada de hamburguesas, papas o panchos, se consume de una manera totalmente informal y amistosa.

Patios cerveceros

Son grandes espacios abiertos, al aire libre. Algunos cuentan con mucho césped y vegetación en abundancia. El mobiliario suele ser económico, pero de diseño. Muchas veces, los pallets de carga son reciclados para improvisar unos sillones que, a la vista, quedan muy bien, pero de su comodidad no hay mucho para decir.

Los espacios están copados por grandes mesones, largos y con bancos para sentarse. El concepto es el de compartir. Entonces, uno puede ir solo, en pareja o con amigos, y sentarse en una mesa para compartir y conocer a nuevas personas.

Acá no hay mozos ni servicio a la mesa. Uno tiene que llegar y dirigirse a la caja. Allí le muestran el menú, elige lo que quiere comer y paga. Luego se nos entrega un número y se nos pide que esperemos en la mesa, exhibiendo el número, para que el repartidor sepa a dónde tiene que dejar el pedido. Obviamente, todo se acompaña de buena música, aunque un poco fuerte de más.

Los más destacados

A pocos minutos del trajín urbano, encontramos Barijho, el patio cervecero que inauguró la moda en Mendoza y que, según reza su carta, “es más barato que pagar por terapia”. Está en la calle Viamonte al 4961, de Chacras de Coria y atiende de martes a domingo, a partir de las 18.

Con su modalidad de autoservicio y de compartir mesones, el sitio ofrece, hasta las 20.30, un happy hour de tragos seleccionados. Cervezas, de litro y tiradas, tragos con alcohol y sin alcohol completan las opciones a pedir en la barra.

A la hora de comer, las hamburguesas son las protagonistas. Pero no quedan atrás los panchos, las ensaladas y las muchas opciones para picar. Imperdibles también son los postres, como la chocotorta y el lemon twist.

The Beer Club es la opción que rompe la movida nocturna con ocho canillas para tirar las mejores cervezas artesanales. Sobre la calle Loria de Chacras, al 5735, casi en la esquina con el zanjón, la tarde arranca a las 18 con cervezas, tragos y platos que acompañan listos para servir.

Las birras artesanales son la especialidad de la casa y entre las tiradas están la Holmes, Blur, Gualta (chocolate porter), Warksteiner, Frangus (frambuesa), Schaferhund (weizen y blonde) y la Demonio Stout. En cuanto a las importadas, el Club dispone de una cava subterránea, para disfrutar casi en privado de marcas españolas, alemanas, belgas, peruanas, rusas, holandesas o norteamericana. Si la juntada viene para largo, se puede alternar con un trago y maridar con platos preparados con creatividad. Desde las papas fritas, panchos de salchichas alemanas o polacas, cazuelas, carnes con salteados de verduras, hamburguesas y hasta las opciones gourmet y los postre, son los ideales para mantener el ritmo.

Rating: 0/5.