Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Torta de Arroz y Naranja

Una torta diferente y genial, si les gusta el arroz con leche. ¡Una torta hecha con arroz! Sííí, con arroz.

Por Sandra Casas Cano

 

(Antonio Carluccio & Gennaro Contaldo)

Acá estamos, otra vez con algo nuevo y diferente; algo que yo jamás había comido y tampoco sabía que existía.

¡Una torta hecha con arroz! Sííí, con arroz. Si les gusta el arroz con leche, esta sería como la versión en torta. Es súper tierna, esponjosa, cremosa. Ideal para postre o una merienda. Fácil de hacer, con ingredientes comunes, buenísimo para los chicos y algo innovador, como para llevar cuando tenemos que ir a la casa de alguien y no queremos llegar con las manos vacías.

Se puede comer así solita, acompañada con crema chantilly, dulce de leche, salsa de caramelo, salsa de frutilla, lo que más les guste.

La realidad es que hice la mitad de la receta por si tenía que tirar todo y lo hice en un molde de 20 cm de diámetro alto. Y además use un arroz doble Carolina en vez del arborio y obvié el licor de naranja, porque no tenía. Les paso la receta original.

Ingredientes:

Procedimiento:

  1. Precalentar el horno a 180ºC. Enmantecar y forrar con papel manteca  y enmantecar nuevamente un molde de 24 cm de diámetro.
  2. En una ollita poner la leche, la esencia, los pedazos de piel de limón y el azúcar y llevarlo a hervor. Agregarle el arroz y dejar hirviendo a fuego bajo unos 20-25 minutos hasta que el arroz esté al dente y haya absorbido la leche, pero aun tenga una consistencia cremosa. Sacar del fuego y  a medida que se vaya enfriando, absorberá más líquido. Quitar la piel de limón.
  3. En un bowl batir las yemas con el licor hasta que estén cremosas. En otro bowl, batir las claras a nieve.
  4. Agregar la mezcla de yemas al arroz ya frío (temperatura ambiente) y mezclar suavemente. Agregar las claras a nieve  e incorporarlas en forma envolvente, alternando con las pasas y la ralladura de naranja.
  5. Poner la preparación en el molde y cocinar por 1 hora.
  6. Servir tibia o fría.

Una tortilla de arroz dulce

Como se ve en la foto, esta receta se parece más a una tortilla, de esas que hacemos cuando cocinamos arroz de más y queremos reciclarlo al día siguiente. Los granos de arroz se ven y se notan, a la vista y en su textura. Si hubiese usado el de la variedad que indicaba la receta original, se notarían incluso más. Porque el doble carolina es un grano más tierno, que contiene mucho almidón. Cuando digo tortilla es porque el único ingrediente base, a parte del arroz, son los huevos. El resto, solo aportan perfume a la preparación. Quiero decir que se sostiene gracias a los huevos.

Todo este preámbulo o reflexión acerca de la receta viene a que mientras la escribía para ustedes, enseguida me di cuenta de que no lleva harina. Cuando decimos que vamos a hacer una torta, lo primero que buscamos en la alacena es la harina, pero en este caso no la vamos a necesitar. Y me gusta que así sea, me divierte innovar y probar alternativas a las clásicas recetas. Mucho más me agrada cuando caigo en la cuenta de que puedo compartirla con las tantas personas que por motivos de salud no pueden consumir harinas. Algo de mi se siente mejor al cocinar y compartir recetas para todos.

 

Rating: 2.50/5.