Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Tomemos una copa de malbec

El placer de disfrutar una gran cepa. Aprendé a degustar el vino emblema de la Argentina con todos los sentidos.

El malbec es una cepa cálida con sabores sutiles y fáciles de tomar que expresa mucha fruta. Perfecto para el paladar de mujeres y hombres por sus taninos delicados y buena acidez.

Sirve una copa, mirala, verás su intenso color rojo cereza oscura que puede llegar a parecer casi negro. Esta cepa es profunda y con ello decimos que su color es concentrado y oscuro.

Ahora cerrá los ojos y acerca la copa a la nariz, sentirás sus aromas florales y frutales como ciruelas, café, chocolate, vainilla y uvas pasas. Es muy expresivo porque permite disfrutar de todos sus aromas.

Ahora por último, llévalo a tu boca y déjalo un momento, sentirás sus sabores a cerezo negro, ciruela, frambuesa y arándanos, dejándonos un recuerdo dulce en el paladar.

El malbec es balanceado naturalmente, entendido como el estado ideal de un vino en boca y significa que sus atributos están en armonía. Se muestra carnoso porque la cepa tiene peso y textura en copa. Tambien es complejo. Una copa de malbec reúne características excepcionales con sus aromas y sabores.

La variedad de por sí puede considerarse como dueña de una acidez natural como uno de los atributos más importantes de la frescura. Es un vino filoso naturalmente.

En la extensa posibilidad que muestra nuestro país, muchas veces lo encontramos muy gastronómico porque reúne las condiciones para acompañar diversos estilos de cocina y se disfrutan con un plato delante.

El malbec es jugoso, siempre llena el paladar y gusta. Y por supuesto, es muy versátil. Es ideal para desempeñarse bien en diversas situaciones como un plato principal, durante la sobremesa, un after office o un brindis

Entonces, luego de servirnos una copa de malbec, nos alejamos un poco para observarla. Lo miramos por unos segundos y sentimos que tiene aún tiene mucho por contar. Es más, la mayor parte de su historia aún se está escribiendo…

 

¡Larga vida al malbec!

Rating: 3.50/5.