Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Sidecar: un cóctel de más de cien años

En el universo de los tragos, tenemos este cóctel clásico y exquisito al paladar. Pero ¿cómo hacemos para prepararlo con éxito garantizado?

Como la perfección no existe, vamos a contarte sobre una receta que roza lo perfecto. El Sidecar es un cóctel batido de elaboración sencilla que va a depender de la calidad de los ingredientes. Aunque también son indispensables nuestras ganas de jugar con la coctelera. La base de su ricura es el coñac, un Brandy de uva de origen francés. A su vez, se le suman el Triple Sec y el jugo de limón, preferentemente exprimido. El resultado de esta ecuación nos regala un puente entre lo ácido y lo dulce, con aroma intenso. Asimismo, no está de más recordar que por sus propiedades se lo define como aperitivo. Por lo que es recomendable consumirlo antes de una comida o una cena.

A la hora de preparar la bebida existen algunos trucos que puedan hacer aún más satisfactoria la experiencia. Por ejemplo, si hay algún goloso en la sala, es posible endulzar el trago para degustarlo mejor. Para ello solamente hay que mojar el borde de la copa con el limón y después agregarle azúcar. Otro secreto es que la copa tiene que estar fría antes de servir el Sidecar para conseguir la temperatura justa. Así, nos aseguramos de que esté frío pero no helado. Y no olvidemos de que se presenta en una copa tipo Martini, que podemos adornar o no. Pero si elegimos la primera opción, es aconsejable agregar una cáscara de limón o naranja cortada en espiral

Un elegido por Hemingway

Acerca del origen del cóctel se ha debatido mucho, pero la creencia popular lo ubica en París, durante la Primera Guerra Mundial. Esta idea se generó a raíz de El fino arte de mezclar bebidas, la obra de David A. Embury publicada en 1948. Allí, el autor adjudica la invención a un capitán del ejército estadounidense que estaba en la capital francesa en aquel periodo. En teoría, el trago se llamó así por la motocicleta sidecar en la que el militar iba y venía de un café. Ese lugar se llamaba El Bar de Harry y es donde se habría creado la receta.

El relato del libro continúa afirmando que los ingredientes se mezclaron por primera vez por una petición del capitán. Quería un cóctel para tomar antes de la cena y que le ayudara a bajar el frío. Y el barman francés a cargo sabía que el licor ideal para esa tarea era el brandy. Sin embargo, se negó a servírselo de forma tradicional porque era un aperitivo para después de comer. Entonces, mezcló el brandy con  el Cointreau que añadía su gusto a naranja, y le agregó jugo de limón. Dicha combinación le dio lo necesario para adecuarse al encargo. Cabe destacar, que el trago se volvió famoso en Inglaterra y Francia, donde escritores como Ernest Hemingway se sentaron a disfrutarlo.

Ingredientes para un perfecto Sidecar

Preparación

  1. El primer paso para preparar el coctel es poner en  una coctelera el Coñac, el Triple Sec, el jugo de limón y los hielos.
  2. Acto seguido, se debe agitar la coctelera durante varios segundos.
  3. Luego, la mezcla se sirve habiéndola pasado previamente por un colador para eliminar los hielos. No hay que olvidar de poner a enfriar las copas de Martini un rato antes.
  4. Finalmente, se puede incorporar una rodaja de limón o un poco de cáscara de naranja a modo de decoración.
Rating: 3.00/5.