clima-header

Buenos Aires - - Martes 11 De Mayo

Home Gastronomía Si comemos churros, que sean de El Topo

Si comemos churros, que sean de El Topo

La churrería más famosa del país nació en Villa Gesell y se convirtió en sinónimo de playa. Hoy los herederos amplían el radio y la variedad de sabores.

Gastronomía
Churros El Topo

Una mantita, un libro, unos mates, arena, mar… ¿qué falta? Unos churros, claro. La playa sin churros no es playa. Hace poco, desde Villa Gesell subí a mis redes la foto de un hermoso churro con dulce de leche. Al instante, varios de mis contactos contestaron: “Son de El Topo, ¿no?”. Y sí, eran de El Topo. Me había tomado el tiempo de esperar a que pasara el churrero que se identificara a sí mismo con ese nombre, había comprobado que llevara la remera correspondiente y recién entonces –aun dudando de que de verdad fueran los reales– había comprado los churros. ¿Por qué comería otros si puedo comer los de El Topo?

Hace mucho tiempo, en las décadas del 60 y 70, Gesell era muy distinto a lo que es ahora. Era lo que se dice un “paraíso hippie”. Fue por esos años –más precisamente, en 1968– que dos amigos de Buenos Aires, Hugo Navarro y Juan Carlos “Cacho” Elía, decidieron mudarse a la ciudad balnearia para poner el negocio con el que no habían tenido suerte en la Capital. Alquilaron un local en la avenida 3, entre las calles 109 y 110, y pusieron su churrería. Decidieron llamarla El Topo (por el Topo Gigio, por supuesto), sin imaginar que se convertirían en un emblema del rubro en Gesell y en otras localidades de la Costa Atlántica, y –ahora– de la Ciudad de Buenos Aires.

 

Atendido por sus dueños

A pesar de que están por varios lados, todos los locales de El Topo son propios de sus dueños. De sus dueños y de su descendencia. No hay franquicias: detrás de cada uno de los comercios está alguno de los hijos de Hugo o de Cacho. Sería algo así como una empresa bifamiliar. Carla, la hija mayor de Cacho, está a cargo de los locales en Bahía Blanca y Monte Hermoso, mientras su hermana Jessica maneja el de Necochea. Por el lado de Hugo, su hijo mayor –que lleva su mismo nombre– está al frente del negocio en Mar Azul; al él le sigue Karina, que se ocupa de Pinamar, Cariló y Valeria del Mar. Pero queda un último vástago, Juan, que tenía planes más ambiciosos: quería llevar El Topo a la Ciudad de Buenos Aires.

Al ser un producto ligado a la playa y las vacaciones de verano, todos consideraban que no tendría éxito en la Capital. Pero Juan confiaba en que la apuesta podía salir muy bien. Después de todo, ¿qué porteño no había probado alguna vez los churros de El Topo en alguna visita a la Costa Atlántica? En 2009, abrió su primer local en Palermo, en Serrano y Niceto Vega. Fue un éxito. Un éxito todo el año, en verano y en invierno. Luego llegaron los locales de Villa Urquiza, Belgrano, Tribunales, Plaza Irlanda y –próximamente– llegarán los de Villa Pueyrredón y La Plata.

Si bien todos los locales del país se manejan con cierta independencia, hay una regla que ninguno debe romper: en todos se venden churros, bolitas y chipá. Sin embargo, algunos también ofrecen medialunas u otras variedades de facturas. Otros sirven panchos y Juan tiene pensado incorporar cervecería y chocolate caliente.

 

Clásico de clásicos

Si hay algo que distingue a los churros de El topo es que no le tienen miedo a innovar con la variedad de rellenos. Aunque los de dulce de leche llevan la clara delantera, no son los únicos protagonistas. Otro de los clásicos del local son los churros con roquefort, que despiertan amores y odios en la misma medida. También están los de crema pastelera y, con los años, fueron innovando en los sabores: Nutella, Oreo, palta y cheddar son algunas de las opciones. Recientemente, se sumaron los veganos: pasta de garbanzos, dulce de almendra, membrillo y batata. Sin embargo, como decíamos, el 95% de los que se consumen son del manjar más adorado por los argentinos. Porque todo muy lindo, pero nada le hace batalla al querido dulce de leche.

Fecha de Publicación: 13/04/2021

Compartir
Califica este artículo
5.00/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

Churros Churros: la debilidad que no distingue estaciones
Facturas ¿De dónde vienen los nombres de las facturas?

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


2020/08/1597168447Sin título.jpg
Por: Marielu 13 abril, 2021

Los mejores!!

Dejar comentarios


Comentarios

Argentinos por el mundo
 Comodoro Rivadavia Un chubutense que no pasa desapercibido en Brasil

Pablo Rodríguez es nacido y criado en Comodoro Rivadavia y actualmente preside la Sociedad Brasilera...

Salud y Estética
Vida de Yoguini Moderna - práctica para relajar la espalda Yoga para relajar la espalda

Hoy Patrizia nos trae una práctica tranquila, apta para todos los niveles, para relajar la zona alta...

Argentinos por el mundo
Brian O’Shea El rosarino que triunfa en las redes… ¡desde China!

Las redes de Brian explotan por el trabajo que hace desde China, donde es furor.

Tradiciones
 Fiesta del Sol Inti Raymi, el día en que se celebra al Sol

Te invitamos a descubrir una ceremonia milenaria donde los pueblos originarios se reúnen para rendir...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades