Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Reinventarse a través de la coctelería

Julián Esquivel es oriundo de la ciudad de Paraná (Entre Ríos) y manifiesta todas sus pasiones a través de la coctelería.

En las fotos, vídeos e inclusive presencialmente, se lo podrá ver portando una sonrisa. Es como su marca personal. Tiene 28 años y nació en la capital entrerriana. Se considera un apasionado por la música, los viajes y la gastronomía. Sin embargo, afirma que “el concepto que mayor lo caracteriza es el de emprendedor”. Su objetivo, ante todo, es brindarles buenas experiencias a quienes se acercan a disfrutar un buen rato mediante sus servicios. Puede ser a través de la barra, en una actividad o simplemente escuchando alguna de sus clases. Estos factores también se materializan en su coctelería, la cual resalta por sus aportes carismáticos y creatividad.

Desde muy chico tuvo en claro que quería dedicarse a la vida empresarial. Pero todo se intensificó en los últimos años de secundaria, cuando comenzó a trabajar con Gervasio, su hermano y referente. Allí, se sumergió de lleno en el mundo de los eventos sociales. Su camino en el rubro fue progresivo, dado que estudiaba para ser contador público y los fines de semana trabajaba como bartender. No obstante, aquel hobbie cobró otro sentido con el tiempo y decidió crear Pre-ver, su primer amor y emprendimiento formal. Se trata de una barra móvil, que evolucionó a su lado hasta hoy ser un bar itinerante.

Años más tarde, logró concluir que no se veía ejerciendo la profesión para la cual estudiaba y abandonó sus estudios universitarios. Por supuesto que una decisión de tal magnitud no vino gratis y trajo consigo miedos e incertidumbres. Fue así que, luego de una crisis personal, tomó la determinación de viajar por el mundo y abrir su cabeza. En enero de 2017, empezó a trabajar como bartender en el Hotel Enjoy Conrad de Punta del Este, Uruguay. Aunque, en aquella experiencia, también descubrió el universo oculto detrás del café.

Un largo camino a la superación

Durante su estadía en el país vecino, supo que, si quería especializarse en la materia, debería estudiar y capacitarse con intensidad. Por lo tanto, partió hacia Buenos Aires para instalarse y formarse en el Centro Internacional de Coctelería como bartender y barista. Esta ciudad luego volvería a recibirlo para hacer un programa de formación dictado por la International Bartender Association (I.B.A.), su primer título internacional. Entre medio, volvió a tierras uruguayas y pudo ver que sus aprendizajes estaban dando frutos en la práctica. Supo inmediatamente que el sendero elegido era el correcto y que iría por más.

A raíz de lo vivido, retornó  a Paraná con el propósito de aportar su grano de arena a la gastronomía local. Lo hizo a través del nombre Julianes y con una cuenta en Instagram, donde vuelca todo el contenido relacionado con sus actividades. Asimismo, dio inicio a talleres minigrupales de coctelería para consumidores y amantes de los tragos. Paralelamente, sumó otro de cafetería para el hogar y, en menos de un año, sumó más de 200 alumnos. Además, brindó charlas en diversas ciudades, trabajó como asesor de bares y asistió a programas televisivos para enseñarles y entretener a los espectadores.

Metamorfosis pandémica

Con la crisis mundial desatada a raíz del coronavirus, Julián sintió la necesidad de reinventarse. Sus proyectos, como los de la mayoría, se vieron paralizados por la cuarentena y tuvo que elaborar un nuevo plan. Entonces, volvió al ruedo con la elaboración de cócteles envasados ya listos para tomar en casa mediante la modalidad Delivery/Take Away. Es una tendencia nueva que otros colegas también aplicaron y que los paranaenses están animándose a probar con gusto.

Aunque la idea funciona con éxito, en sus anhelos más inmediatos se encuentra la vuelta de los eventos adaptados a la nueva normalidad. “Ansío que todos podamos trabajar plenamente como antes. Continuar creciendo, mejorar las experiencias que ofrecemos y encontrarnos cara a cara otra vez”, describe esperanzado.

Un cóctel rico para las frías noches de invierno

Ingredientes
Preparación
  1. Poner los componentes dentro de algún recipiente con cierre hermético, como por ejemplo un frasco con tapa. Integrarlos con una cuchara.

  2.  Agregar una cubetera de hielo entera, tapar y batir enérgicamente hasta que se nos enfríe la mano.

  3. Sacar la tapa y utilizar nuevamente la cuchara como colador, conteniendo los hielos para que no caigan.

  4. Servir el cóctel en un vaso de whisky lleno de hielo nuevo.

  5. Puede decorarse con granos de café, una rama de canela o con cacao espolvoreado. También, acompañarlo con algún chocolate como postre, de preferencia amargo.

Rating: 4.50/5.