Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Patitas de chancho para los mates

En Avellaneda, Santa Fe, son tradicionales las patitas de chancho. Pero resulta que ¡son dulces y se comen en la merienda! Conocé cómo hacerlas.

La receta de las patitas de chancho es una de las particularidades del norte santafesino. Este producto artesanal se consigue en varios pueblos, pero los oriundos de Avellaneda se adjudican su autoría. Antes de que te prepares para comer un almuerzo en base a carne de cerdo, te frenamos el envión. Las patitas de chancho son exquisitas, pero son unas facturas. Son dulces y se comen en la merienda o para acompañar los mates. Deben su nombre a la forma con la que están armadas. Efectivamente, parecen ser unas pequeñitas extremidades del porcino.

Avellaneda es una localidad de 23 mil habitantes que dista 300 kilómetros de la capital provincial. Un puente la separa de Reconquista, la principal ciudad de esa región.

La curiosa elaboración de la que hablamos en esta nota, bien propia del interior santafesino, es muy poco conocida. Últimamente, tomó un poco más de visibilidad gracias al trabajo de unas investigadoras rosarinas. Ellas elaboraron un singular recetario. Se trata de un compendio de comidas que se elaboran a lo largo y a lo ancho de toda la provincia.

Recorrer los pueblos de Santa Fe buscando lo que se come en cada uno puede arrojar grandes sorpresas. Una de ellas es la que te podés llevar si vas a Avellaneda y alguien te ofrece patitas de chancho para acompañar el mate. Lo que te aseguramos es que son muy ricas, y hasta las podés preparar en tu casa. Te dejamos la receta por si te animás. De paso, estarás dando a conocer parte de las tradiciones del riquísimo interior santafesino.

Ingredientes

Preparación

  1. Colocar la levadura desgranándola en la leche tibia. Dejar reposar diez minutos.
  2. Unir los huevos, la manteca y el agua (puede agregarse a esta mezcla una cucharadita de ralladura de limón).
  3. Unir la levadura con la leche.
  4. Mezclar harina y azúcar. Hacer un hueco en el medio y allí ir tirando y mezclando con un poco de harina y azúcar.
  5. Dejar reposar esta mezcla otros 10 minutos.
  6. Luego, integrar todo de manera que quede una masa homogénea. Sin amasar.
  7. Dejar reposar 20 minutos.
  8. Tomar fragmentos de masa, con las manos formar rollitos (del tamaño aproximado de un fibrón en su diámetro). A cada uno hacerle las marcas de manera que queden como patitas de chancho. Dejarlas descansar 20 minutos, para recién luego freír en lo posible en grasa, no en aceite.
Rating: 2.50/5.