Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Pastelitos fritos y su variante mendocina

Los pastelitos son un clásico argentino. En Mendoza, se cocinan con algunas diferencias. Esta es la variante mendocina que te hace agua la boca.

Los pastelitos son una delicia nacional. El crujir de su fritura en nuestra boca no tiene punto de comparación. Sin embargo, como cada comida patria, las diferentes regiones de nuestro extenso país le ponen un toque de distinción. La variante mendocina tiene algunas características como, por ejemplo, que solo se rellenan con dulce de membrillo. Pero, por otro lado, la decoración final también es particular.

Ingredientes

Preparación

En un bowl, agregar la harina cernida, la pizca de sal y la de azúcar. En el centro añadir el aceite y mezclar. Agregar agua de a poco hasta obtener una masa suave y homogénea. Amasar durante 10 minutos. Cuando la masa esté lista, dejar reposar durante 20 minutos. Estirar la masa con un grosor de 2 mm y, con ayuda de un cortador redondo, realizar círculos. En un círculo disponer dos rodajas de dulce de membrillo. En el borde del otro círculo agregar con la yema del dedo un poco de agua. Unir los dos círculos y, con un tenedor, sellar los bordes. Freír los pastelitos a temperatura media hasta que estén dorados, aproximadamente 4 minutos. Retirar del aceite, pasar por papel absorbente y disfrutar. 

Una vez fritos se pueden pasar por almíbar y espolvorear con azúcar glas. Pero la variante mendocina y popular marca que el decorado debe hacerse con gragea de colores. Lo tradicional es rellenar con dulce de membrillo, pero también el dulce de alcayota y el de leche quedan riquísimos.


Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

Tortas Fritas: una pasión popular
Los postres argentinos más ricos
Rating: 0/5.