Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Milanesas de naranja

Hay algo que es muy parecido a la verdad de la milanesa, y es que la milanesa puede ser hecha de todo. Hoy, milanesas de naranja.

Por el noroeste cordobés, allá bien arribita, casi en el límite con Santa Fe, las milanesas de naranja son el banquete ideal. ¿A que nunca te habías imaginado semejante combinación? Se trata de una receta que es digna de probar. Si bien su nombre no nos llama mucho, el resultado es delicioso: ¡un manjar! Es que… decime si hay algo más rico en este mundo que las milanesas.

En Argentina amamos las milanesas: de carne, de pata-muslo, de berenjena, de soja o de garbanzos. Y la lista sigue. De lentejas, de porotos, de pescado. ¿Por qué no íbamos a hacer milanesas de naranja? En el noroeste cordobés, nos animamos. Se trata de un postre dulce, cuyo proceso es similar al proceso de las milanesas de vaca.

Acá les revelamos la receta:

Ingredientes

Pasito a pasito

  1. Pelamos las naranjas, conservando la parte blanquita, y las cortamos en finas rodajas.
  2. Preparamos la mezcla de panqueques.

¿Sabés hacerla?

Rompemos un huevo, vertemos leche, tamizamos harina y le ponemos un poco de azúcar. Batimos, batimos y batimos hasta que quede una especie de salsita espesa. Con este preparado, es con lo que vamos a rebozar las deliciosas rodajas de naranja.*

  1. Pasamos las rodajitas por la mezcla que preparamos anteriormente.
  2. Freímos, en aceite o grasa, como lo prefieras.
  3. Comemos las milanesas de naranja
  4. ¡Y nos chupamos los dedos!

*Tip secreto: conviene hacer la mezcla bastante espesa, y con harina común, para que no absorba tanto aceite o grasa.

Este manjar es el preferido de los niños del noroeste cordobés. Las abuelas y abuelos, los padres y madres, se disponen a cocinar esta delicia a modo de premio. Es como un mimo al alma. Estas milanesitas se pueden comer calientes, tibias o incluso frías.

Pero cuenta la leyenda que es inevitable no ir picoteándolas a medida que las vamos cocinando. ¡Es que son irresistibles! Vos, ¿te animás a probarlas?

Rating: 0/5.