Ser Argentino. Todo sobre Argentina

El vitel toné por la mano de una grande

¿Hay algún fan de Paulina Cocina en la sala? Porque amamos sus recetas, te acercamos su versión del vitel toné para estas fiestas navideñas.

Existe un plato que nunca falta en la mesa de los argentinos durante las dos últimas semanas de diciembre. Hay quienes prefieren comerlo durante la cena, mientras que otros esperan para asaltarlo en la heladera por la madrugada. Si tu cabeza pensó en un vitel toné, pasa a retirar el premio al final de la nota. No, mentira. Pero, hablando en serio, esta comida originaria de Italia fue rápidamente adoptada en nuestro país durante la inmigración. Luego, pasó a conformar la lista de los populares que todos se devoran en las épocas festivas. Aunque no hay una fecha exacta para que sea consumida. Se trata de una cuestión de tradición que se extendió por todo el territorio argento.

Si bien puede sonarnos un poco francés (thoné), la delicia culinaria es cien por ciento proveniente de tierras italianas. Allí, se lo conoce como vittelo tonnato y suele ser presentada en su versión fría o caliente. El lugar de nacimiento exacto es la región de Piamonte, donde la preparación pasó mucho tiempo sin sufrir ninguna modificación. Hasta que empezó a utilizarse la mayonesa en su composición, aspecto que los profesionales señalan como responsable de estandarizar el gusto. Previamente a la incorporación, la receta sólo contaba con su propia salsa producto del atún y el aceite. Cabe destacar, que en los registros gastronómicos del país europeo ubican su creación en el año 700.

Ingredientes para un perfecto vitel toné

Preparación del vitel toné

1. Vas a empezar por marinar el peceto en los 2 vasos de vino a lo largo de toda la noche. Este paso te lo podés saltear pero es recomendado hacerlo para que la carne quede bien esponjosa y mucho más sabrosa.

2. Pasado este tiempo, bridá el peceto (atarlo, para que conserve su forma redonda). Este es otro paso del cual podés prescindir, aunque si querés hacerlo vas a beneficiar al plato. La finalidad es que el peceto preserve mejor sus jugos y su forma.

3. Herví la carne en el caldo por 1 hora en olla común o 40 minutos en olla a presión. Luego, dejar enfriar dentro del caldo.

4. Paralelamente, poné en la licuadora 1 cucharón grande del caldo en el que se hizo el peceto con las 2 yemas de huevo duro. Además, agregá el atún, las anchoas, las 2 cucharas de aceite de oliva, la de vinagre y el jugo de limón. Acto seguido, le sumás la mostaza, la mayonesa y la cucharada de alcaparras. Licuar todos los ingredientes hasta obtener una crema fina.

5. Cortá el peceto en rodajas finas o más gruesas según tu gusto.

6. Acomodá en una fuente todas las rodajas y bañalas con la salsa de atún y anchoas. Finalmente, esparcir las alcaparras por arriba como toque final. Ahora sí, se arranca esa temporada de vitel toné para que exploten todas las panzas del condado. ¡Nada más lindo que dar amor a tus seres queridos en forma de comida!

Rating: 0/5.