Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Cómo curar un disco de arado

Si te regalaron o te compraste un disco de arado y no ves las horas de hacerte un guiso o una paella, paciencia: ¡Primero tenés que curarlo!

En Santa Fe se come mucho guiso, arroz con pollo y hasta carnes cocinadas en disco de arado. Suele ser una alternativa menos costosa que los asados que, con la economía actual, se fueron por las nubes. Aunque también son riquísimas las paellas al disco. Y ese es un plato no muy barato que digamos.

Como su nombre lo indica, el disco de arado es una herramienta agrícola que se utiliza para abrir surcos en la tierra. El ingenio gauchesco lo convirtió en una enorme olla de hierro.

Es importante tener en cuenta que este accesorio necesita ser curado antes de utilizar. Sí. Como el mate. Esto se debe a que es necesario preservar su material y preparar la superficie para que los alimentos no se peguen.

Maneras para curar el disco de arado hay muchas. Acá te dejamos una muy simple y efectiva.

Instrucciones

  1. Poner el disco sobre el fuego. Sin agregarle ningún líquido. Después de unos 10 minutos verás que toma un color amarronado. Después de otros diez minutos apagar el fuego y dejar enfriar.
  2. Colocar un poco de aceite, lo suficiente para cubrir la superficie.
  3. Colocar al fuego nuevamente, unos veinte minutos. Tomará un color más oscuro. El tratamiento finaliza cuando ya no salga más humo.
  4. El paso dos se puede repetir, y así lograr una capa más reforzada.
  5. Luego de cocinar, lavar como cualquier olla, pero sin refregar demasiado, porque el curado se puede quitar.

Dos pasos opcionales

  1. Si te parece que el disco está demasiado sucio, en el punto 2 se puede agregar un poco de sal gruesa. Esta ayuda a profundizar la limpieza
  2. Al finalizar, después de lavarlo, colocar sobre fuego mínimo, que quite la humedad.

Ahora ya estás listo para usar este gran instrumento de cocción. Lucite con un plato caliente hecho en disco de arado, para acompañar con un lindo vino.

Rating: 0/5.