Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Comida india en Mendoza

Conocemos un poco la historia de la comida india en Mendoza y te dejamos una receta rápida y exquisita.

La gastronomía mendocina es uno de los puntos altos que tiene nuestra provincia cuando pensamos en las ofertas turísticas que existen. Muchos foráneos llegan a nuestra tierra para consumir algún plato del que otros le han comentado. Sin embargo, lo propio no es lo único que hacemos bien, sino que también existen restaurantes ajenos, o de comida extranjera, que tienen una gran aceptación del público y de la crítica especializada. Así, se puede consumir comida india, armenia, árabe, china y de otras culturas occidentales.

Pero, en este caso, te vamos a ahorrar el viaje a Mendoza, y te vamos a dejar una receta de un típico plato indio, para que te deleites de la mejor manera. Y antes de pasar a la receta, es preciso hacer algunas aclaraciones sobre la comida india. En primer lugar, debemos derribar algunos mitos como, por ejemplo, que “la comida india es muy picante”. Eso no siempre es así. Obviamente, esto depende del nivel de ingredientes y condimentos picantes que utilicemos. Pero la mayoría de las recetas de ese país no llevan una gran carga de picante. Lo que ocurre es que, a nivel internacional, los restaurantes indios, muchas veces, están manejados por empresarios y chefs locales, los cuales hacen un mal uso de los ingredientes.

Otra mentira a destacar es la que reza que “toda la comida india tiene el mismo sabor”. La explicación es similar a la anterior. Muchas veces, las casas de comida india apelan a dos o tres ingredientes o condimentos principales para la gran mayoría de sus platos. El ejemplo más claro es el curry. Así, teniendo en cuenta que tiene un sabor muy invasivo, todas las comidas terminan teniendo ese sabor.

Dicho esto, te presentamos una receta simple, rápida, con ingredientes accesibles, y muy rica. Aprendé a hacer Pollo al estilo indio.

Ingredientes para 2 personas

Preparación

Colocamos un chorro de aceite de oliva en una sartén y calentamos. Luego agregamos las especias como la cúrcuma, anís estrellado, canela y clavo de olor. Sumamos el arroz crudo y las pasas de uva. Revolvemos y, seguidamente, agregamos el agua con el caldo de verdura. Mientras se cocina, vamos cortando la cebolla de verdeo y el pollo, en cubitos. A eso le sumamos el ajo. En otra sartén con aceite de girasol bien caliente, salteamos el pollo. Una vez que toma color el pollo, se agrega la cebolla de verdeo y el ajo. Una vez que está todo rehogado, se puede agregar un chorro de vino blanco. Luego sumamos el yogurt y, si tenemos, algo de curry. Probamos y condimentamos con sal o pimienta, si es necesario. Finalmente, servimos el arroz (si hacía falta echar más agua, la echamos, hasta que se termine de cocer) en un plato y, al costado, sumamos el pollo.

Rating: 5.00/5.