clima-header

Buenos Aires - - Viernes 30 De Julio

Home Gastronomía Bon Q’ Bon: sos un pedacito de mi corazón

Bon Q’ Bon: sos un pedacito de mi corazón

Esa es una breve descripción de un lugar icónico de Córdoba que se convirtió en uno de los clásicos para comer y aprender un poco más de la cultura cuartetera. En esta nota conocé al Bon Q’ Bon de nuestro corazón.

Gastronomía
Bon Q’ Bon

Olmos y Maipú es la dirección donde se encuentra la cultura cuartetera sin filtro y en su máxima expresión. Esta intersección alberga a uno de los bares leyenda del centro de nuestra ciudad. El Bon Q’ Bon es cuarteto, lomito y café, en un solo lugar.  

 

Inicio de una leyenda

Esta leyenda gastronómica nace a mediados de 1974, cuando el comerciante Rodolfo Micolini junto a otros dos socios, decidieron abrir “Bon que Bon”.  Su nombre significa “Bueno, qué bueno” en portugués, aunque traducido a lo cordobés y sin vueltas. En esta fecha y con esta pequeña sociedad se daba inicio a una época dorada que lo convertiría en ícono de la cordobesidad. El lugar, desde sus inicios hasta hoy, tiene la particularidad de recibir a su clientela los 365 días del año durante las 24 horas del día. 

Al año siguiente de su inauguración, en 1975, fue clausurado e inmediatamente el Sr. Raúl Panero y su papá Américo José, deciden comprarlo y conservar su nombre. Por ese entonces, el Bon Q’ Bon se había ganado el corazón de los cuarteteros, folkloristas, de la gente del radioteatro, locutores, sonidistas y demás. Ya que se encontraba al paso de la antigua radio LV2 ubicada a mitad de cuadra y usaban el bar como lugar de encuentro. El motivo principal era que esta esquina era el único lugar donde había teléfono. Sin embargo, con el tiempo y la trayectoria, se puede sospechar que en realidad lo que atraía a los comensales era la mística que emanaba la esquina del corazón.

Bon Q’ Bon

 

Oficina cuartetera

En poco tiempo, este icónico lugar se convirtió en la oficina cuartetera de todas las orquestas de la época. Ahí se gestaron muchas canciones y sonidos musicales que harían historia. Los días martes eran los más concurridos, ya que todos se reunían para hacer un balance de los bailes realizados el fin de semana. El Sr. Panero supo recordar alguna vez, que en aquellos años el lugar era conocido como “La cueva de las víboras” por el ambiente que lo frecuentaba. 

A mediados de los años 80’, muchos de los cuarteteros poco a poco se fueron alejando del lugar. El éxito y la globalización hicieron posible que abran sus propias oficinas privadas en distintos puntos de la Ciudad. En 1983 el bar vuelve a cambiar de dueño, hasta que termina en manos del actual propietario el Sr. Fernando “Payo” García. Años más tarde, decide llamarlo “New Bon” por problemas legales. Pero no hay problema legal que le robe la esencia a este lugar.

Bon Q’ Bon

Mi barcito Bon Q' Bon con color de fantasía

En el año 1987, el autor y compositor cuartetero Aldo Kustin escribió la letra de una canción dedicada al famoso lugar a modo de homenaje. La misma fue interpretada tiempo más tarde por el cantautor Carlitos “La Mona” Jiménez, grabada en vivo e incluida en el disco “En Vivo en el Estadio Atenas”. Aldo la escribió la letra de la canción y la Mona la hizo famosa. Ese fue el impulso definitivo que llevó al bar a formar parte imborrable del imaginario popular cordobés. La canción “Bon Q Bon” se convertiría en un himno provincial de toda la comunidad cuartetera. Una estrofa de esta letra que hace inmortal al barcito cordobés dice:

Entre Olmos y Maipú de mi Córdoba querida,

ahí justito en esa esquina, el barcito Bon Que Bon,

donde nacen ilusiones con sonidos musicales,

y un cuarteto tocará en los bailes populares.

Mi barcito Bon Que Bon con color de fantasía,

sos el punto de partida hacia un viaje de ilusión,

mediodías infaltables, entre charlas y café,

eres parte de la historia del cuarteto cordobés.

El músico Aldo Kustin había nacido en Santa Fe, pero con un alma genuinamente cuartetera, se sentaba en las mesas del Bon Q' Bon y ahí escribía sus producciones. Era violinista y acordeonista, compañero de banda de Carlitos Rolán. Fue el autor de “Cortate el pelo cabezón” y “Muchacho de barrio”, entre muchas más canciones históricas y populares. 

Bon Q’ Bon

En la pared de la cafetería, se encuentra enmarcada la canción Bon Q' Bon del propio autor escrita en su puño y letra. Es que esa composición musical es un trofeo emocional del bar que lo hará perdurar en el tiempo. A fines del 2004, luego de que “La Mona” Jiménez volviera a regrabar en vivo la canción “Bon Q' Bon”, el barcito regresó a su antiguo nombre original que conserva hasta la actualidad. 

Bon Q’ Bon

 

Fecha de Publicación: 22/04/2021

Compartir
Califica este artículo
0/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

Santos Vega Santos Vega: Un bar con "canilla abierta"
Somos Camino - Pulpería Bessonart Boliche de Bessonart: la esquina más famosa de Areco

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Arte y Literatura
Silvina Ocampo Silvina Ocampo. Tan desarticulada

Desarticulada era una de la autodefinicaciones favoritas de Silvina Ocampo. Su escritura corroe las...

Arte y Literatura
Teatro Abierto Teatro Abierto 40 años. La máquina cultural

El movimiento de las tablas argentinas que enfrentó a la dictadura. La resistencia ciudadana que mod...

Salud y Estética
Vida de Yoguini Moderna - Yoga Challenge - Quinta parte Quinta práctica del Reto Yogui

Avanzamos con el reto. ¡Vamos que falta poco para el final!

Empresas y Negocios
Mural Unicornio Mural, un nuevo unicornio argentino

La empresa que digitalizó las pizarras de las salas de reuniones ya está valuada en más de 1000 mill...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades