Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Bendito remedio

El fernet no siempre se trató de una bebida. Te contamos la historia de las pastillas de fernet, la semilla que devino bebida tradicional cordobesa.

El fernet con coca es el ícono de la cultura cordobesa. Pero no siempre se trató de una bebida, ni de un aperitivo. Existen publicaciones gráficas que datan de finales del siglo XIX y principios del XX que develan un parte desconocida de su historia. Para esa época, el fernet se utilizaba para prevenir o curar las enfermedades digestivas. Se importaba de Italia y venía en dos formas: líquido o en píldoras. ¿Lo sabías? Facundo Di Genova nos acerca más datos curiosos sobre las pastillas de fernet.

Las pastillas con extracto de fernet comenzaron a recetarse a finales del siglo XIX, como protección contra las epidemias de cólera. Era utilizado en los puertos italianos y en los viajes de ultramar, entre 1880 y 1890. Con este uso, el fernet llegó a salvar miles de vidas. En América Latina, en cambio, comenzaron a comercializarse alrededor del 1900 y rápidamente alcanzaron su éxito. Eran promocionadas para contrarrestar"las enfermedades del estómago, la digestión y la fiebre". ¡Bendito remedio! En esas épocas, tener fernet en la valija era la salvación en serio, no solo la salvación de la fiesta. Ya que su consumo se reducía al uso medicinal.

El creador de la cura

Estas pastillas fueron creadas por un famoso médico italiano que, con la fuerza de la Fernet Company de Milán, promocionaba las tabletas de píldoras de fernet. Se trata de Giuseppe Lapponi, un doctor que desarrollaba medicamentos para venderlos con su firma y sello. Su nombre era reconocido y sus productos, consumidos por las altas élites del mundo. Su fama recorría el mundo: en América Latina el apellido Lapponi resonaba en todos los rincones. Alrededor de él se generaban mitos y leyendas. Este médico produjo remedios con diferentes empresas, incluso llegó a producir un tónico adelgazante llamado "Antipostin", junto a la droguería Wagner & Mailier de Ernst Ferdinand Emil Marlier, el farmacéutico alemán vinculado nazismo.

¿Quién diría que, de un remedio, surgiría la bebida más amada por los cordobeses?

Rating: 0/5.