Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Arroz con leche, no me quiero casar

Esta no es una invitación a contraer matrimonio. En cambio, vamos a mostrarte una receta de arroz con leche de la copadísima Paulina Cocina.

¿Te gusta el arroz con leche tanto como a mí? Barato, sencillo, calórico, llenador y exquisito. Que alegría llegar a casa y que haya una fuente esperando en la heladera. Pero lo que más me gusta es que es un postre bien popular. Su origen es español y se comienza a hablar de su existencia a fines del siglo XIX. De hecho, el arroz es una gramínea que los árabes instalaron en España durante la invasión. Así, ciudades como Alicante y Valencia se convirtieron en importantes zonas productoras. Fue allí que se elaboró una nueva creación que condimentaron con canela y cáscaras de cítricos, como la naranja o el limón.

Por supuesto, la tradición culinaria se trasladó a la Argentina con la fuerte inmigración. Resulta que, en el país europeo, la leche era un artículo caro, mientras que para nosotros no. Esto se debía a la proliferación de ganado vacuno y de tambos que existían en Buenos Aires. Por lo que los nuevos ciudadanos aprovecharon para lucirse con el plato que más tarde se volvió permanente en nuestras casas. Actualmente, hay quienes lo referencian como un signo de pobreza o precariedad. Sin embargo, muchos encontramos en esta elaboración a las raíces que nos caracterizan y la comida de las anteriores generaciones. Nada para avergonzarse y mucho para disfrutar.

Ingredientes

Preparación

  1. Arrancamos poniendo en una olla nuestro arroz junto con el litro de leche.
  2. Luego, cortamos algunos pedazos de cáscara de limón (previamente lavado) y los vamos a agregar a la olla.
  3. Además, al arroz con leche le sumamos una rama de canela. Lo de la rama no es obligatorio pero sí resulta mejor para aromatizar durante la cocción.
  4. Antes de ponerla en el fuego, dejamos reposar la mezcla entre 30 y 60 minutos. Este tiempo es el que sirve para aromatizar y mezclar al arroz con los sabores de la canela y el limón.
  5. Una vez realizado esto, lo ponemos a cocinar. Conservamos todo lo que le metimos previamente y lo tapamos hasta que esté cerca de hervir.
  6. Cuando esté cerca del hervor, destapamos la olla y empezamos a revolver con cuidado. Lo deseado es que hagamos esto lo más que podamos.
  7. Si vemos que el arroz está a punto, entonces se viene el momento de agregarle el azúcar. Mientras tanto, seguimos revolviendo el arroz con leche hasta que se evapore la azúcar y ponga más espesa a la mezcla.
  8. En el instante que nuestra preparación esté cocida apagamos el fuego. Luego, sacamos los pedazos de canela y las cáscaras de limón. Acto seguido, la dejamos reposar unos minutos en la olla mientras lo revolvemos con más intensidad. La idea es que el líquido se elimine y se vuelva más cremosa aún.
  9. Finalmente, llevamos nuestro arroz con leche a la heladera por 20 o 30 minutos y va a estar listo para servir. Por último, es recomendable tirarle un poco de canela en polvo por encima para que quede aún más rico.
Rating: 0/5.