Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Algo más sobre el mate

¡Un año de trabajo de tantísimas personas para beber nuestros ricos matecitos en casa!

¿Vos tenés idea la cantidad de tiempo y cuidados que se le da a la yerba desde la recolección hasta que llega a vos? ¡Fuuuu, un montón! Te cuento lo que aprendí en la visita que hice al Establecimiento Las Marías, Gobernador Virasoro, provincia de Corrientes (planta de elaboración de la yerba Taragüí, y del te, por supuesto... que por eso lo visité)Desde la recolección de las ramas en el campo, hasta el paquete en tu mesa, la yerba sólo recibe calor. Muy natural, nada de químicos. Debe secarse (igual que el te, para reducir la humedad y que no se oxide) con calor de fuego directo (método barbacuá, usado ya por los nativos) o indirecto, con viento caliente. La yerba ya seca, se muele groseramente (yerba canchada) y se guarda en bolsas, en galpones acondicionados para cuidar la humedad y temperatura del producto hasta su venta. A esto último lo llaman estacionado, y en las mejores marcas suele durar un año. Por último pasa a la planta de elaboración, para la molienda fina, en donde cada marca establece los parámetros y características de ese producto en particular. (más o menos contenido de polvo, por citar un ejemplo). Después se envasa y estiba para vender.Cada firma importante de procesamiento de yerba mate, lleva la estampilla “YNYM “ siglas del Instituto Nacional de la Yerba Mate, organismo de jurisdicción nacional pero no gubernamental, que establece los parámetros de calidad para la yerba, y cuida de su aplicación, por las firmas elaboradoras. Buscala. Es sinónimo de calidad de producto. ¿Viste? ¡Un año de trabajo de tantísimas personas para beber nuestros ricos matecitos en casa!Dulce o amargo. Solito o con cascaritas cítricas. En calabaza o tantos otros materiales... ¡El mate está de moda!! Hasta la estrella del fútbol francés Antoine Griezmann (recientes ganadores de la copa mundial de fútbol), toma mate antes de los entrenamientos y partidos, porque dice que ¡le da energía!  cosa que ya los guaraníes sabían de sobra).

Rating: 0/5.