Ser Argentino. Todo sobre Argentina

5 tips para el dulce de leche perfecto

El dulce de leche es la receta argentina por excelencia. Nadie más que nosotros sabe hacer uno más sabroso. ¿Querés que te salga perfecto?

Que salió muy duro, o muy blando. Que se pegó a la olla, que se quemó y agarró gusto a carbonizado. Que la leche pasteurizada o descremada. Y muchos “que” más. En esta nota descubrimos curiosidades y tips para el dulce de leche perfecto.

Un poco de historia

"El primer dulce de leche era de color muy blanco. Luego de algunas mezclas en México, cambió el color porque se le agregaron ingredientes que contenían bicarbonato de sodio, y el bicarbonato es el que le da ese color oscuro, pardo, como lo conocemos actualmente", cuenta el historiador Daniel Balmaceda. Es una receta proveniente de muchos países latinoamericanos que siguen disputándose el origen de creación hasta el día de la fecha.

Mil nombres

El dulce de leche se llama así en Argentina, Uruguay, Bolivia, Paraguay, Puerto Rico, República Dominicana y Ecuador. También en algunas partes de Colombia y Venezuela. En otras partes de Colombia, Venezuela y Guatemala recibe el nombre de arequipe. En Chile se lo denomina manjar. Manjar blanco es el término utilizado para esta receta en Perú y en la ciudad colombiana de Cali. En México es cajeta y fanguito en Cuba. A pesar de que la receta sea más o menos con los mismos ingredientes, cambia exponencialmente su sabor y textura, dependiendo del país en que lo pruebes. Yo digo que el mejor es el argentino...
El dulce de leche, para nosotros los argentinos, tiene su origen en nuestras tierras. Su historia se remonta a la época colonial, de la mano de Juan Manuel de Rosas. Pero como es una receta que muchos se disputan, cada uno tiene su verdad de la milanesa. Digo, del dulce de leche.

Para hacer un dulce de leche casero, necesitás lo siguientes.

Ingredientes

Paso a paso

  1. En una olla, verter la leche y calentar. No hay que dejar que llegue a hervir.
  2. Una vez que la leche esté caliente, agregar el azúcar y el extracto de vainilla.
  3. Dejar que rompa hervor y agregar el bicarbonato de sodio. Es importante ir removiendo para que el azúcar no se pegue en el fondo.
  4. Bajar el fuego al mínimo y colocar un platito en el fondo de la olla (el platito hará el mismo efecto que si se estuviera removiendo constantemente la preparación)
  5. Cocinar a fuego moderado durante una hora o una hora y media. Ir verificando regularmente que la leche no se esté quemando.
  6. Pasado ese tiempo, la leche debería haber tomado un color oscuro, el típico color “dulce de leche”.
  7. Sacar el platito y seguir la cocción con una cuchara de madera.
  8. Remover sin cesar en forma de 8 elíptico o infinito, hasta lograr la consistencia deseada.
  9. Para verificar si el dulce de leche está a punto, poner un poquito de la preparación en otro recipiente y dejarlo que se enfríe unos segundos. Probarlo con el dedo. El dedo le da el toque mágico a la situación.
  10. Una vez el dulce de leche listo, envasar en un frasco previamente esterilizado con alcohol o agua hirviendo.

Tips para el dulce perfecto

 

Rating: 0/5.