Skip to main content

Juan Ignacio Chela

Juan Ignacio Chela nació en Ciudad Evita, Buenos Aires, pero brilló en el mundo con su tenis potente y sólido. Además, es un gran tipo y un gran cómico.
Tenis
Chela nació en Ciudad Evita, Buenos Aires, pero brilló en el mundo
19 septiembre, 2019

Si hay algo que lo pinta de cuerpo entero a Chela es una de sus últimas anécdotas. Posteó en su twitter una foto con Roger Federer, con el epígrafe “20 títulos de Grand Slam en una sola foto”. Los 20 le pertenecen a Federer… Así es “El flaco”. Un tipo bárbaro. De un humor tremendo. Que, lamentablemente, creo que nunca se tomó bien en serio a sí mismo.

Un dato ilustra mi postura: es el sexto argentino con más triunfos en el ATP. Chela era talentoso. Le pegaba muy pero muy fuerte. Tenía una buena altura, que potenciaba su saque. Quizá, no lo se, todo eso le jugó en contra. Me acuerdo de mí mismo rogándole, vía televisión, que moviera las piernas. Es que “El flaco” era un poco pachorra. Típico talentoso que no necesita esforzarse para triunfar.

Mirá si era talentoso, que empezó a ganar títulos importantes ya de Junior. Estuvo 15 temporadas entre los 30 mejores del mundo. A los 19 ya había ganado dos future. En el 2000 salió de la qualy en México, para coronarse campeón del torneo. Le había ganado, nada más ni nada menos, que al 1 del mundo: Guga Kuerten.

Su año fue el 2004. Tuvo un año muy parejo y llegó a su mejor ranking: 15 del mundo. Le ganó la final de Estoril a Marat Safin. Metió cuartos de Rolandga por primera vez. Estuvo en el equipo de la Davis, que ya integraba desde 2002. Parecía que se enganchaba en serio con el tenis.

En el 2006 fue actor del equipo que llegó a la final en la Davis. Tuvo un partido decisivo en cuartos frente a Croacia, que nos puso en semis. Y estuvo en la final contra Rusia.

El 2007 también fue un gran año en cuanto a resultados. Le ganó la final en Acapulco a Moyá. Metió cuartos en Indian Wells, Miami, Roma y el US Open (segunda vez en un Grand Slam). En donde les ganó a Ljubicic y Wawrinka.

En 2010 le ganó la final de Huston a Querrey y la de Bucarest a Andújar. En 2011 volvió a meter un cuartos de Gran Slam, en Roland Garros.

En total, Chela ganó 2 ATP 500, 4 ATP 250, y 9 Challengers, antes de su retiro en 2012.

Es, sin dudas, una carrera excelente, en uno de los deportes más exigentes. Yo creo que, por juego, estaba para más. Como que le faltaron ganas. Porque talento le sobraba. No lo se. Busco una explicación a que no alcanzó el top ten, siendo que para mí, tenía juego. De nada sirve plantear hipótesis. El tema es que Chela es uno de los mejores tenistas de nuestra historia. Vaya mérito.

Antes de retirarse, hizo dos cosas memorables. Una, ese mismo año (2012): el día en que se retiró Roddick posteó en Twitter algo así como “Se retiró Roddick. Vamos! Subí un puesto en el ranking”. Un crack. Y dos (2004): armó un programa de tv con “El negro” Zabaleta. “Tenis Pro”. Uno diría que le gustaba más la joda que el tenis. Pero la vida muestra lo contrario: lo hicieron en los mejores años de Chelita. De 2004 a 2010. Como no podía ser de otra manera, era muy divertido.

Con ese mismo humor (otra de Twitter: “En el US Open me extrañan… en la cancha 54”) y profesionalismo enfrenta hoy el desafío de coachear a “El peque” Schwartzman. Y lo está haciendo muy bien. Obvio. Diego está mejorando un montón su juego y empezando a lograr resultados muy importantes.

Quisiera transportarme 30 años al futuro y ver cómo lo recuerda la historia. Si como una estrella de Twitter, como un gran tenista o como un coach de los mejores. Todas pueden suceder con Chela.

No votes yet.
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X