Skip to main content

Amamos el batacazo

Nos encanta que gane el más débil
Fútbol
16 noviembre, 2019

Me encanta la Copa Argentina. De hecho, es un torneo que existe en la mayoría de las ligas del mundo y me daba mucha envidia que nosotros no la tuviéramos. En muchos casos no es un torneo de relevancia (no, al menos, como el torneo de primera división y muchísimo menos como las copas internacionales), pero en sus partidos definitorios siempre se dan lindos clásicos. Incluso, en España, por ejemplo, El Athletic Bilbao suele llegar a las finales, cosa que no pasa con La Liga, lo que demuestra que, de alguna manera, tiene una lógica propia. Y como si fuera poco, una excelente decisión de AFA (de las pocas buenas) es que el ganador de la Copa Argentina se gana una plaza en la Libertadores. Ahora bien, no sé si es por ésto por lo que me gusta tanto. Creo que el motivo es otro. Veamos.

La verdadera razón por la que amo la Copa Argentina es porque se enfrentan todos contra todos, por sorteo, David contra Goliat en cada instancia. ¿Y eso que presupone? Que puede ganar el más débil. Es un solo partido, 90 minutos en los que si el débil tuvo una noche afortunada y el fuerte cometió más errores de los esperables, se queda afuera. 1 a 0, con gol de córner o por penales, no importa. Si un equipo del Argentino A se enfrenta 10 veces a uno de primera división, el de primera va a ganar 8, van a empatar 1 y el del Argentino va a ganar 1. Pues bien, justo ese, el del 10%, puede ser el que está en juego. Podemos estar presenciando un partido histórico (porque la historia también se escribe así, de a poquito, con pequeños acontecimientos) en cada jornada de la Copa más federal del país. Y, creo que esto nos pasa a todos, nos encanta que gane el más débil. Quizás el deporte sea el espacio en el que sublimamos el placer por el hecho de que, cada tanto, la hegemonía de los poderosos se vea disputada. Lamentablemente, en el resto de los aspectos de la vida sucede cada vez menos.

Rating: 5.0/5. From 5 votes.
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X