Skip to main content

El circuito más mortal de Argentina

Había que estar loco para correr ahí. Hoy está abandonado y dominado por la tierra y el pasto.
Automovilismo
El Nürburgring argentino
21 mayo, 2019

Le decían “El Nürburgring argentino“. Me refiero al semipermanente de Tandil. Al segundo, porque hubo uno antes.

Es que había que estar loco para correr ahí, por una combinación de factores.

Primero: el circuito, como todo semipremanente, era una mezcla de pista con rutas. Con lo que, el día de la competencia se cortaba el tránsito, pero el día anterior no, con lo que había tramos sucios. El primero era el típico triángulo, pero el segundo era peor en cuanto a rectas y puntos ciegos. Hacia su final, le sumaron 8 chicanas, para hacer tramos menos peligrosos, pero igual era un circuito temible. “El flaco” Traverso dijo alguna vez que en la Bajada de Belén se le paraba el corazón. A él y a los fanáticos, que elegían en gran mayoría ese punto para ver la carrera.

Segundo: los autos. Al correr en ruta, los autos iban más altos. Con alerones. Y son la tecnología de frenos de hoy. Fue la época de mayor velocidad del TC. Imaginate esos bólidos lanzados a rectas inmensas. Andá a frenarlos en un doblaje.

Precisamente, la altura fue lo que ocasionó el accidente de uno de los hermanos Suarez. De Octavio, en 1984. Salió de la protección del bosque y ahí un viento lo hizo dar varios tumbos. El auto se incendió y el piloto no pudo salir. Fue el último accidente antes de cerrar el circuito. En el medio, estuvo el intento fallido de agregarle las chicanas, pero en 1992 dijeron “basta”.

Tandil era un circuito muy rápido, que requería de toda la técnica de los pilotos. Ahí solamente marcaban el paso Mouras, Castellano, Traverso y algunos elegidos más. Y en donde se destacaban los mejores preparadores: Miguel Herceg (Ford), Pedro Campo (Chevrolet) y el gran Oreste (Torino).

El semipermanente de Tandil. El Nürburgring argentino. El tristemente célebre, hoy reducido casi en su totalidad por la tierra y el pasto.

Fútbol, tenis, paddle, tenis de mesa, natación, golf, rugby son los deportes que practico desde que tengo uso de razón. Ver deportes es la única razón para tener un televisor en mi casa. Me gusta mucho analizar el juego; me apasiona la táctica y me deleita la técnica.

Sin votos.
Espere por favor...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X