Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Una luca

Volvió el billete de mil pesos. y con él, vuelve una palabra que nunca dejamos de usar, la luca.

Ya es oficial: volvió el billete de mil pesos. Y, con él, vuelve una palabra que nunca dejamos de usar, pero que ahora recupera su sentido original: la luca. Así se le llamaba al antiguo billete de mil pesos, así se le llamó luego a esa cantidad de dinero (aunque estuviese en cambio) y así se le seguirá llamando a nuestro flamante hornero.

En Argentina, el lunfardo nos nutrió de infinidad de términos y expresiones con orígenes diversos, que se incorporaron al habla popular de forma inamovible. Se dice que la luca, por ejemplo, proviene del caló –el lenguaje de los gitanos españoles– y que significa “dinero”. Pero eso no es lo más importante. Lo maravilloso es ver cómo una palabra en particular, entre muchas otras, vence las barreras de los años, las clases sociales y los diccionarios, y se instala en la vida diaria de un pueblo.

La luca tiene algo de eso: es un término que tomamos prestado, deformamos y adoptamos como propio. Lo utilizamos para simplificar nuestras conversaciones y para remarcar nuestra consternación (“¡Una luca salió!”). Ahora, la luca vuelve para adelgazar nuestros fajos y redirigir el término a un objeto singular y concreto: ya no será solamente la cantidad de mil pesos, será un billete brillante y nuevo que concentrará ese número y, de paso, un poquito de eso que nos hace argentinos.

Rating: 1.50/5.