Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Recolección de Marcela: una tradición de Semana Santa

La recolección de ramos de Marcela, durante el Viernes Santo, es una tradición misionera y de buena parte del interior del país. ¿Querés conocerla?

La Semana Santa convive con una serie de tradiciones que el misionero lleva bien incorporadas desde la cuna. Desde hace mucho tiempo, especialmente en el interior de la provincia, se realiza la recolección de flores de “Marcela”. Cada Viernes Santo, cientos de autos se estacionan al costado de las rutas provinciales y nacionales. Lo hacen para recoger estas singulares flores que crecen en pastizales al borde los caminos. La Marcela es un arbusto que alcanza aproximadamente un metro de altura y que, por lo general, florece en marzo. Una sola vez al año.

La recolección de Marcela o Marcelita es una costumbre muy bonita que involucra a toda la familia. Adultos y niños, madres e hijos, salen al campo con canasto en mano, paseándose entre los racimos de flores amarillas. Esta actividad se realiza generalmente a partir de las 15 ya que, según la creencia, la tierra está bendecida.

Por otro lado, están los misioneros que prefieren ahorrarse la excursión y comprarla en las verdulerías o en las calles. En cada pueblo o ciudad, existe una yuyera experta en hierbas que ofrece el producto con una guía rápida de sus beneficios y propiedades. Con solo tres flores de Marcela se puede preparar un litro de infusión curativa, dicen.

Beneficios y propiedades

Según los expertos, generalmente la gente consume la Marcela como digestivo durante la Semana Santa. Esto se debe a que, especialmente el domingo, se come mucho y las personas tienden a “empacharse” (comer de más).  

Al igual que un té, para preparar la flor hay que seguir una serie de simples pasos. En primer lugar, hay que agarrar y colocar en una botella de vidrio un litro de agua caliente. Posteriormente, se adicionan cinco flores y se las deja reposar hasta que la preparación tome un color amarillo.

Más allá de sus propiedades digestivas, la Marcela es una costumbre destinada al tratamiento de diversos problemas de salud. Como trastornos estomacales, calambres nerviosos, epilepsia, diarrea, inflamación, dolor, entre otros. Además, se utilizan estas flores para rellenar almohadas para bebés, ya que se considera que tiene efectos calmantes.

Rating: 0/5.