clima-header

Buenos Aires - - Martes 30 De Noviembre

Home Argentina Tradiciones Los muertos también deben modernizarse

Los muertos también deben modernizarse

Al cementerio de Concepción del Uruguay, en Entre Ríos, le llegó la hora... ¡de modernizarse! Por ende, también a sus habitantes.

Tradiciones
cementerio

En este mundo tan cambiante, incluso a los fallecidos les llega la hora de modernizarse o desaparecer en serio. Ya no es excusa estar muerto para no seguir los últimos gritos de la moda. Esto incluye cuerpos, tumbas y tradiciones en el cementerio de Concepción del Uruguay, en la provincia de Entre Ríos. Como dice el dicho popular, “a todos le llega la hora”. Solo que, en vez de morir, a este camposanto local le llegó la hora de actualizarse.

Cambia, todo cambia

Si bien el cementerio entrerriano tiene siglos de historia en su haber, nunca fue un problema el tener que modernizarse. La necrópolis uruguayense ha tenido ya varios lugares de asentamiento. Originalmente, al fundarse la ciudad, Don Tomás de Rocamora lo emplazó frente a la plaza General Francisco Ramírez. Sin embargo, como dice la canción, “cambia todo cambia”. Así que, para fines del siglo XVIII, la ciudad de Concepción creció y aparecieron los primeros inconvenientes para el céntrico cementerio. En 1805, una cédula eclesiástica determinó que la “tierra de los difuntos” debía ubicarse en lugares apartados de la ciudad. Esto se debía a razones de “salud pública y mayor decencia del templo”. Con el fin de dar cumplimiento a esta orden, se trasladó hacia la antigua capilla de Almirón.

A partir de ahí, las mudanzas fueron recurrentes. Naturalmente, lo muertos nunca fueron consultados. El camposanto municipal se trasladó de un lado para otro. Primero, a un predio lindero a la antigua iglesia, en el actual barrio La Concepción. Para mediados del siglo XIX, nuevamente debió mudarse, gracias a la gestión del general Justo José de Urquiza.

Un cementerio del siglo XXI

Actualmente, las autoridades de Concepción del Uruguay buscan adaptar este lugar a las nuevas costumbres funerarias. “La consigna del intendente Martín Oliva fue muy clara cuando me llamó. Se busca tener un cementerio con un funcionamiento de excelencia, adaptado al siglo XXI. No es que las cosas se hayan hecho mal hasta ahora. Cambiaron las costumbres, y debemos estar a la altura de las circunstancias. A modo de ejemplo, señalamos que hoy el cementerio no tiene cinerario. El único que hay en la ciudad está en la Basílica. Pero todos aquellos que no son católicos no tienen lugar donde depositar sus cenizas”, señaló Ana Almeida, coordinadora del cementerio municipal.

Almeida afirmó que el proceso de modernización implica establecer nuevas condiciones de sanidad y servicio para el cementerio. También, la puesta en valor del lugar y una declaratoria como Museo a Cielo Abierto de Concepción del Uruguay. “Antiguamente veíamos importantes ceremonias con las pompas fúnebres y hoy ya no se usa esa costumbre”, sostuvo la coordinadora. ¿Qué dirían los muertos sobre sus costumbres si pudiesen hablar?

Fecha de Publicación: 16/03/2020

Compartir
Califica este artículo
0/5

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Tradiciones
mate-amargo ¿Te gusta el mate amargo?

Te enseñamos cómo curar el recipiente para que disfrutes de los amargos más ricos.

Historia
Mercosur Declaración de Foz de Iguazú. Argentina y Brasil, Hermanos

Suscripta por ambos países el 30 de noviembre de 1985 constituyó el germen del MERCOSUR. Si bien est...

Argentinos por el mundo
Ice Cream Union The Ice Cream Union: la magia del helado de dulce de leche, en Londres

En los años 90, dos hermanos argentinos radicados en la capital inglesa decidieron fabricar dulce de...

Espectáculos
Alfredo Alcon Alcón por Alcón. Una biografía comentada

Uno de los mejores actores argentinos de todos los tiempos, en sus palabras, recorre sus tramoyas vi...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades