Ser Argentino. Todo sobre Argentina

“La Patria para mí es la infancia”

La artista Nora Iniesta tiñe de celeste y blanco, de tradiciones argentinas, su reconocida producción que enarbola nuevos sentidos a eso que llamamos Patria.

Nora Iniesta desarrolló desde chica una sensibilidad muy especial por el mundo que la rodeaba” intuía Virgilio Tedín a una artista que desde 1980 indaga el revés de la trama de nuestras tradiciones, de nuestras costumbres. Invitada frecuente de exposiciones individuales y Bienales en el país, y el mundo, en Iniesta, “esa actitud que la artista ha logrado preservar proviene del ojo de niña asombrada que, ante lo nimio, logra ver como fabulosa la más simple existencia…con picardía y lucidez entreteje una crítica risueña a los tópicos invocados: patria, femineidad, lo lúdico, la pertenencia, la tradición, la memoria”, analizaba Andrés Duprat, actual director del Museo Nacional de Bellas Artes. Explorando, renovando, enhebrando,  las artes, el diseño gráfico, la objetística, la moda y la comunicación, Iniesta revitaliza las fuentes nacionales en espacios domésticos, comerciales y urbanos, allí sus obras que ligan infancia y patria en bloquecitos para las celebraciones de los Bicentenarios argentinos “En la insistencia del azul y  blanco, que ella descubre tanto en lo oculto, como en los objetos cotidianos, donde se confirma un estilo único, y una especial belleza”  señalaba la periodista Canela con la certeza de una iconografía nacionalista de Iniesta, en un variedad de soportes que agita el alma de las cosas, sean de plástico o de tela, “con la preocupación por las tradiciones nacionales , la infancia y el futuro. En un tono que va desde la inquietud al candor, Nora Iniesta interpela al mundo contemporáneo pregonando una actitud que invita a la reflexión y a la toma de conciencia. En un tiempo plagado de imágenes, discursos y banalidades, la artista opta por un retorno a la simplicidad, por una revisión de los valores, y por recuperar el tiempo necesario para repensar el mundo que vivimos”, señala el crítico Rodrigo Alonso. Iniesta traza caminos para sentir una Patria que nos llama de nuevo a jugar, a soñar. Que nos llama.  

 

Periodista: ¿Cuándo y por qué decide que la Patria sería su tema? 

 

Nora Iniesta: No es una decisión racional ni buscada. La Patria para mí es la infancia. La escuela, los actos escolares, la emoción de haber sentido a flor de piel el disfrute y el goce de participar en las fiestas o representaciones en mi escuela. El ingreso de la Bandera. Los delantales blancos.

Es de allí donde proviene ese concepto de PATRIA, un lugar de pertenencia. Un lugar que cobija, arroba y protege.

Así tomó cuerpo, forma, y luego desde allí se convirtió naturalmente en obra, en mi obra o lenguaje personal.

 

P: ¿Qué lugar ocupa la infancia en su obra? 

NI: Un lugar fundamental. Importante. Es allí donde se centra mi creatividad. En lo aprendido y vivido en esa etapa. Solo recreo ese tiempo, o él se cuela en toda mi producción.

 

P: ¿Qué artista argentino la influyó? ¿Federico Peralta Ramos?

NI: No puedo, sería injusto hablar de un solo artista argentino como influencia. Siento influencias de muy diversos artistas, los que estudié, los que me formaron, los que admiré y sigo admirando.

Sí fui amiga de Federico Manuel Peralta Ramos, y ha sido alguien del que sigo admirando su lucidez, su talento y su bonhomía.

 

P: ¿Cómo decide la elección de las técnicas y los materiales?

 

NI: Tanto las técnicas y los materiales remiten a mi formación de pintora. Bellas Artes fue una gran formación. Por lo general encuentro objetos, papeles, elementos; los ensamblo y ellos sirven como disparador para mi creación.

Es poco lo que uno decide; las cosas se van imponiendo. Es un diálogo, un profundo cruce, donde el objeto o papel, o material, se vuelve indispensable.

 

P: Por la selección de objetos ligados a la femineidad, telas o platos, ¿Se considera una artista feminista? ¿se puede hablar de un arte feminista argentino?

 

NI: Según Rafael Squirru el arte no tiene sexo. Se es artista ante todo; soy mujer. El arte refleja lo mismo que la sociedad en sí misma hace. No es ajeno. Vivimos en una sociedad históricamente patriarcal donde no me cabe duda, la mujer viene asomando o aproximándose cada vez más a un rol protagónico mayor, más equitativo, pero aún falta mucho para equiparar. En eso estamos.

 

P: En su trabajo rescata varias tradiciones, desde los gauchos y santos populares a la liturgia escolar y el peronismo, ¿qué significa para usted Tradición?

 

NI: Tradición, buena palabra. Es aquello que heredamos, que mantenemos como conducta o comportamiento. Así como en mis obras utilizo objetos de uso cotidiano, mi lenguaje, mi iconografía está ligada a figuras reconocidas o conocidas por una amplia mayoría. Son imágenes del imaginario colectivo en su mayor parte. Forman parte de mi vida por vivir en un lugar determinado, así también son parte de la historia argentina y/o universal.

 

 

P: Tiene un libro llamado “Curiociudades, la Patria Encontrada”, ¿qué Patria encontró o encuentra?

 

NI: Curiociudades, La Patria encontrada, tal el título de mi libro alude a ciudades todas ellas conocidas y visitadas por mí. De ellas tomo, rescato, algo en común: elementos en blanco y celeste que en ellas espontáneamente descubro, encuentro.

Lo que encuentro es una presencia PATRIA, el color de nuestra insignia, nuestra bandera, mutada en diversas formas, en ello está basado el libro.

 

P: ¿Qué significa para Usted ser argentino?

 

NI: Soy argentina y porteña, criada en el conurbano bonaerense. Ser argentina es reconocerme en este lugar tan al sur del mundo donde  siento propio el modo de ser, sus colores, sus paisajes, su convivencia y cruce de modismos, lenguajes y geografías.

Rating: 5.00/5.