Ser Argentino. Todo sobre Argentina

La Garganta del Diablo: ¿es de Boi, de Añá o de Dios?

El nombre de la maravilla natural despierta polémicas y discusiones cada tanto. Detrás de la Garganta del Diablo hay leyendas que sostienen ese nombre.

La principal atracción natural de nuestro país ha pasado por etapas de cuestionamiento. El corazón de las Cataratas del Iguazú es el salto más poderoso, llamado la Garganta del Diablo. Nombre que, sin ningún análisis religioso o histórico, podría ser el adecuado para representar el poder y ferocidad de esa obra de arte natural.

Esto despierta ocasionalmente debates sobre si es un nombre adecuado para el salto, o debería llamarse Garganta de Dios. Esto surgió desde un planteo de funcionarios religiosos de Brasil y tuvo su impacto también aquí en Argentina.

Las leyendas

El salto ha sido bautizado así por los guaraníes, y responde a leyendas culturales de sus habitantes originarios. Las versiones son numerosas, pero sus relatos tienen alguna conexión.

La primera habla de una serpiente llamada Boi que recibía el sacrificio de una mujer una vez al año, la cual era arrojada a las aguas para alimentar a la bestia. Hasta que un guaraní valiente raptó a la mujer elegida para el sacrificio y escapó por el río. Boi, furioso, habría partido el curso del río formando así las cataratas.

La segunda versión cuenta sobre un individuo envuelto en fuego llamado Añá, que vio las aguas mansas del Iguazú y se quedó ahí. Pero la voracidad de Añá pudo más e intentó consumir toda el agua con su boca ardiente. Añá sería el diablo. Como respuesta, el río generó fuertes movimientos sísmicos que levantaron la tierra formando las cataratas en el paso del río. Esto generó que la caída de piedras enterrara a Añá.

Los diferentes actores políticos, sociales y religiosos que opinaron muestran distintas posiciones sobre el tema. Todo indica que la propuesta que suele surgir de vez en cuándo responde a un interés religioso. Algo que borraría la cultura autóctona y regional guaraní que está en el ADN de las Cataratas. Más allá de eso, sin importar cuál sea el nombre, las Cataratas y la Garganta del Diablo son una maravilla natural e indiscutible.

Rating: 0/5.