Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Historia de un festival que no se festeja

Te contamos la historia de una tradición que forma parte de la cordobesidad y la argentinidad al palo. Este año no se celebra, pero tenemos mucho para recordar en torno a este encuentro…

Se trata del Festival Nacional de Doma y Folklore o Festival Nacional de Doma y Folklore de Jesús María o Festival Nacional e internacional de Doma y Folklore de Jesús María. Todos esos nombres para mostrar una sola cosa: un evento que nos corre en las venas y nos llena el corazón. Es el encuentro por excelencia de los argentinos amantes del campo. Una tradición que busca potenciar y difundir la música folclórica y la jineteada, convocando a intérpretes y jinetes que realizan destrezas gauchas a caballo. Es el encuentro más importante de Argentina referido a esta temática.

Símbolo nacional

En 2017, el Estado argentino le otorgó la denominación Marca País, esto significa que el festival es sinónimo de República Argentina en todo el mundo, una calificación equivalente a la de Denominación de Origen Controlada (DOC). Oficialmente, se convirtió en un símbolo de nuestra nación con todo lo que eso conlleva. Ya que potencia nuestras tradiciones y exhibe lo que es el verdadero Ser Argentino.  

Dónde, cómo, cuándo

Este festival se realiza en la ciudad de Jesús María, una localidad ubicada a 50 km hacia el norte de Córdoba Capital. Y se organiza en un anfiteatro llamado José Hernández, en honor al tradicional y reconocido escritor de la obra maestra Martín Fierro. Todo muy gauchesco por acá… 

El anfiteatro tiene forma oval y cuenta con un escenario donde actúan solistas y grupos de folklore. Además tiene un campo de jineteada que posee corrales de encierre y más tres palenques. En este predio se realizan tareas y destrezas gauchas habituales del campo argentino. Todo el complejo está rodeado por gradas en las que se ubica el público asistente y sediento de doma.

Un poco de historia

Desde el año 1966 el festival se desarrolla ininterrumpidamente. Siempre durante la primera mitad de enero, y a lo largo de diez noches consecutivas de baile y fiesta. Este evento combina la destreza de la jineteada, la exhibición de habilidades gauchas, la música folklórica, danzas típicas y la degustación de platos regionales. En torno a este evento existen un sinnúmero de actividades en las calles de la ciudad de las que se puede participar gratuitamente: feria de ropa típica y utensilios, comidas criollas, peñas, actuación de grupos de folklore, etc. Es un festival multitudinario al que, en el año 2007, asistieron más de 400.000 personas, entre los que concurren al anfiteatro y los que visitan las peñas o la feria de artesanías.

Nace el Ser Argentino

En el mes de mayo de 1965, la Cooperadora de la Escuela N°1.er Teniente Morandini de Jesús María, tenía la imperiosa necesidad de recaudar fondos para solventar la atención de los niños. Así, realiza una reunión el 19 de mayo. En pleno debate, a Juan Manuel Corrales se le ocurre la gloriosa idea de realizar un Festival de trascendencia, pero luego de pensar horas y horas sobre qué festejar hubo una definición. Enrique Jarbas Pereyra propuso realizar un festival de doma y folklore, y su proyecto fue aprobado por unanimidad. 

Inicialmente se sumaron solo 10 Cooperadoras, luego se fueron adhiriendo otras conformando así un grupo de 20 escuelas que se denominó Unión de Cooperadoras Escolares. De a poquito la organización se fue consolidando y cada vez más cooperadoras se sumaron a la propuesta.

El inicio de todo

El trabajo colectivo logró llevar adelante, el 1° Festival de Doma y Folklore en enero de 1966, obteniendo un éxito rotundo: un público asistente de 45.000 personas. La grilla  artística estaba conformada por Los Cantores de Quilla Huasi, Alberto Merlo, Los de Córdoba, Los del Suquía, Héctor Roca, Jorge Cafrune, El Chango Nieto y Abel Figueroa entre otros. 

Con el paso de los años, estos sueños fueron convirtiendo al Festival en el espectáculo más grande de América en su género, atrayendo en cada edición a más de 300 mil espectadores que viven esta fiesta popular. Además de un sinnúmero de televidentes y radioyentes que lo siguen desde sus hogares en todo el país y el mundo.

Esta vez no

Esta fiesta organizada, alimentada y esperada por miles de argentinos y extranjeros que viven el ritual como ninguna otra experiencia se realizó ininterrumpidamente desde sus comienzos. Sin embargo, este año de tanta incertidumbre, la Comisión Directiva del Festival de Doma y Folklore de Jesús María, que desde hace 55 años lo organiza, anunció la suspensión de la edición 2021. ¿El motivo? los riesgos sanitarios que representa la pandemia de coronavirus. Sin embargo, nada nos para: la comisión ya se encuentra organizando la edición 2022, para no dejarnos sin esperanza, sin doma ni sin folklore.

La próxima será y la esperamos con ansias, repasando un poco de la historia de esta tradición gaucha y argentina.

 

Rating: 0/5.