clima-header

Buenos Aires - - Domingo 23 De Enero

Home Argentina Tradiciones El persa: bueno, bonito y barato

El persa: bueno, bonito y barato

Podés comprar ropa y todo tipo de productos. El persa es barato y variado. Un tanto espurio. Pero eso no se pregunta.

Tradiciones
El persa: bueno, bonito y barato

Mendoza es una provincia cuyos precios, en general, coinciden con la media nacional. La gastronomía suele ser un poco más económica, pero las atracciones turísticas llegan a costos más altos. Otro factor que se analiza en ese sentido es la ropa. Es que es muy usual para los turistas tomarse el tiempo de ver un poco de ropa y llevarse algo para su lugar de origen. En ese caso se puede ir a los shoppings o al microcentro. No obstante, hay una opción más económica, con más variedad y súper ofertas. El mercado persa.

En realidad, hay varios. Todos emplazados en la calle General Paz, entre España y Patricias Mendocinas y sus alrededores. Es un clásico para los mendocinos. Ir al persa a comprar los útiles escolares, el uniforme, electrónica, ropa deportiva, ropa de vestir y cientos de cosas más. Muchas veces los turistas también se suman a esta propuesta.

El laberinto

Se trata de galerías con la entrada y la salida, una al lado de la otra. Es que se ingresa por un sector y se camina por una gran galería o pasillo, entre las remeras, lo pantalones, los televisores y los peluches. Entre voces que, desesperadas, ofrecen sus productos. Intentan persuadir para venderte. Al final de ese pasillo, una curva. Más locales. Este es un sector más corto. Otra curva, y emprendemos el pasillo de vuelta, con la salida a la vista, formando una especie de herradura. Se repite lo mismo: locales con las paredes, la mesa central y el frente repletos de los productos que cada uno tiene a la venta. Tan rebalsados de productos están estos lugares que cuesta encontrar al vendedor.

Allí la mercadería no es original. Eso es un secreto a voces. Sin embargo, muchos se van satisfechos por comprar réplicas idénticas pagando un tercio de lo que cuesta la versión legítima. El ejemplo más claro se da con la ropa deportiva. La falsa camiseta de River o de Boca. O la imitación barata unas zapatillas. Eso es lo más común que uno puede conseguir. Obviamente, aquí no se pide factura y el precio se puede regatear, aunque, por lo general, los vendedores se mantienen férreos en los precios exhibidos.

Fecha de Publicación: 29/10/2020

Compartir
Califica este artículo
0/5

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Espectáculos
Duilio Marzio Marzio por Marzio. Una biografía comentada

Duilio Marzio descolló sesenta años en teatro, cine y televisión, superando el encasillamiento de ga...

Buenos Aires
Mar Azul Libros Mar Azul. Vamos a la playa con Libros

El calendario nacional de ferias de libros se abre en Mar Azul a partir del jueves 20. Editoriales,...

Editorial
Bandera rota Las arcas de un país depredado

Si consideráramos que Argentina es empíricamente el país con mayor presión fiscal del mundo, debería...

Espectáculos
Pepe Arias Pepe Arias. El bataclán metafísico y subversivo

Un actor excepcional que dominó la comedia y el drama durante medio siglo. Maestro del Teatro de Rev...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades