Skip to main content

Cómo curar un mate dulce

Si el mate amargo no es lo tuyo, te contamos cómo curar el recipiente para tomar mates dulces y espumosos.
Tradiciones
te contamos cómo curar el recipiente para tomar mates dulces y espumosos.
17 enero, 2020

Cuando tenemos un mate nuevo, es difícil aguantarse las ganas de estrenarlo. Sin embargo, si hacemos las cosas bien, vamos a poder disfrutar de mates más sabrosos por más tiempo. Hoy queremos contarte cómo curar un mate si te gusta tomarlos dulces.

  • Paso 1. Lavar por dentro el recipiente de madera o de calabaza. Este primer paso se hace con agua caliente, preferentemente hervida, y sirve para desinfectar y eliminar bacterias, polvo y fibras.
  • Paso 2. Echarle azúcar (no edulcorante sintético). Dos cucharaditas son suficientes, pero depende del tamaño del mate, si es necesario, agregar más. Tapar con la mano la entrada del mate y agitarlo para que el azúcar se pegue a las paredes.
  • Paso 3. Dejar secar con el azúcar. Esperar unas horas hasta que el azúcar se haya secado y haya dejado una capa que cubra las paredes del mate.
  • Paso 4. Quemar con carbón. Cuando el mate ya está seco, echar dos brasitas pequeñas de carbón caliente, cubrir la boca del mate con la mano usando un repasador para no quemarse y agitarlo hasta que las brasas se apaguen.
  • Paso 5. Repetir la operación. Este paso no es obligatorio, pero es bueno repetir los pasos 2, 3 y 4 para asegurar una curación mejor.
  • Paso 6. Ponerle yerba. Enjuagar el mate con agua caliente, llenarlo con yerba nueva, humedecer la yerba agua tibia para que hinche y dejarlo así toda una noche.
  • Paso 7. Al día siguiente el mate estará listo para lavar y usarse por primera vez.
No votes yet.
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X