clima-header

Buenos Aires - - Viernes 03 De Diciembre

Home Argentina Tradiciones A todos los hermanos inmigrantes que quieran habitar suelo argentino

A todos los hermanos inmigrantes que quieran habitar suelo argentino

El Día del Inmigrante en Argentina no existe para dividir. Por el contrario, es una manifestación de nuestra idiosincrasia que se honra y celebra.

Tradiciones
 Día del Inmigrante

Sufrimiento, desolación, incertidumbre, alivio, encuentro y nuevos comienzos. Abandonar el hogar de uno para emprender viaje a otro país nunca es una decisión fácil. Más cuando hay situaciones extremas que lo impulsan, como las guerras, los exilios o la pobreza. Lo cierto es que Argentina representó un disparador de esperanza para muchas familias del mundo que buscaban una mejor vida. En la actualidad lo sigue haciendo. Aunque fueron las personas que arribaron a tierras locales hace cientos de años las que se ganaron una fecha en particular. Así, cada 4 de septiembre se conmemora el Día del Inmigrante. Con fiestas, recuerdos y anécdotas que representan un aspecto innegable de nuestra cultura.

Las puertas abiertas

En este mismo día, pero en 1812, se publicó un decreto del Primer Triunvirato sobre la protección de inmigración. De esta manera, el Gobierno nacional se comprometió a la inmediata asistencia de todas las personas llegadas de otros lados. Lo mismo haría con sus familiares y quienes quisieran asentar su domicilio dentro de los límites nacionales. También, se les aseguraba el completo uso de los derechos del hombre en sociedad. La única condición requerida era que no desorganizaran la tranquilidad pública y respetaran las leyes vigentes.

Ya con las bases asentadas, demos un salto en el tiempo y vayamos a nuestra querida Constitución Nacional de 1853. La cual, en su Artículo 25, se ocupó de ratificar el incentivo a la residencia de personas extranjeras en el país. Bajo esta línea, establecía: “El gobierno federal fomentará la inmigración europea y no podrá restringir, limitar ni gravar con impuesto alguno la entrada en el territorio argentino de los extranjeros que traigan por objeto labrar la tierra, mejorar las industrias e introducir y enseñar las ciencias y las artes“.

Luego, en 1876, llegó la Ley de Inmigración y Colonización responsable de crear el Departamento de Tierras y Colonias. Dicho organismo se encargó de controlar las instalaciones que se destinarían a los colonos y de repartir ordenadamente todos los lotes de terrenos. Gracias a esta posibilidad se produjo una migración masiva que abrió las puertas a un sinfín de generaciones. Una instancia en la que predominó la radicación de italianos y españoles, pero también de suizos, franceses, ingleses y alemanes.

 “Gobernar es poblar"

El Día del Inmigrante y su conmemoración los 4 de septiembre quedaron establecidos en 1949. Fue mediante el Decreto Nº 21.430 y bajo el Gobierno de Juan Domingo Perón. Allí, se reconoce que el documento del Triunvirato representó un punto de partida para una política gubernamental bisagra en la historia argentina. Asimismo, resalta la conveniencia de rendir permanente y público homenaje a los hermanos extranjeros de todas las épocas.

La tierra colorada no fue excepción

Ahora sabemos que los fenómenos migratorios estuvieron presentes en nuestro país casi desde su conformación como estado nacional. Pero ¿qué pasa con Misiones y la ciudad de Apóstoles? Resulta que esta última fue la zona donde se inició el proceso colonizador dentro de la provincia. Se llevó a cabo con el asentamiento del primer núcleo de inmigrantes, quienes se dedicaron mayormente a la agricultura y la producción de yerba. Lo cual constituye uno de los recursos económicos más emblemáticos de Argentina.

En 1897 se produjo el movimiento a raíz de un programa de colonización organizada promovido por el Gobierno argentino de aquel entonces. Por lo tanto, 14 familias provenientes más que nada de Ucrania y Polonia se instalaron en la localidad misionera con promesas de desarrollo. Posteriormente, se les dio una superficie de entre 25 y 50 hectáreas a cada una de ellas.

Más tarde, un informe de la Dirección General de Tierras y Colonias de Misiones arrojó datos reveladores. Este determinaba que el pueblo contaba al momento con 2.662 habitantes. Entre ellos había austrohúngaros, argentinos, brasileros, italianos, alemanes, franceses y paraguayos. De ahí en adelante, Apóstoles inició un camino hacia el progreso que lo convirtió en uno de los centros urbanos más significativos de Misiones. A su vez, lo hizo ganando diversidad y tradiciones de aquellos primeros pobladores que encontraron un resguardo en sus tierras.

Fecha de Publicación: 04/09/2020

Compartir
Califica este artículo
0/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

fiesta-del-inmigrante La Festividad del Inmigrante y mucho de nosotros en Oberá
cocinero Holupchi: un plato ucraniano para chuparse los dedos

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Salud y Estética
Vida de Yoguini Moderna - Cómo relajar y elongar el cuello ¿Dolor Cervical?

Con estos simples ejercicios vas a poder relajar el cuello y aliviar el dolor.

Espectáculos
Influencers Leo Maslíah. El humor no está en mi esfera de intereses

Vuelve Leo Maslíah a Buenos Aires con “Influencers” junto a Daniel Hendler. Una nueva puerta al geni...

Historia
Subte Buenos Aires 1913 Subterráneo de Buenos Aires. El reino olvidado.

Los primeros días de diciembre de 1913 los porteños serían los primeros en Hispanoamérica en viajar...

Tradiciones
mate-amargo ¿Te gusta el mate amargo?

Te enseñamos cómo curar el recipiente para que disfrutes de los amargos más ricos.

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades