Buenos Aires - - Miércoles 15 De Julio

Home Argentina Tradiciones 8M: un mes de lucha, un movimiento para la reflexión

8M: un mes de lucha, un movimiento para la reflexión

Una pequeña reflexión sobre el pasado, el presente y el futuro del 8M, el Día de la Mujer que hoy se convierte en mucho más que una conmemoración.

Tradiciones
8M

El mes de marzo se convirtió en el mes de la mujer. Ya no en un sentido conmemorativo, pero sí con intenciones transformadoras. El 8 de marzo es declarado el Día Internacional de la Mujer. En todos los países, en todas las provincias, la tradición es festejar. Sin embargo, la historia tiene un trasfondo trágico. Se establece el 8M como día de lucha por el episodio ocurrido en NY donde 123 trabajadoras murieron incineradas, luchando por sus derechos laborales.  Esto ocurrió en 1911, en la fábrica de confección de camisas Triangle Waist Co. A partir de este suceso, todo es conmemoración. Y, pasados los años, se olvida este trasfondo.

Flores y bombones

Durante mucho tiempo, esta fecha se celebró bajo un sentido simbólico patriarcal. Apuntaba a perpetrar los vínculos de subordinación que existen sobre las mujeres. Los discursos en torno a esta fecha hacían alusión a las mujeres desde una perspectiva romántica, en el sentido histórico-artístico del término. Ángeles, musas, madres inspiradoras, obras de arte. Una construcción de la mujer como objeto de consumo y deseo. Como figura contemplativa, de acompañamiento, sin poder de decisión. Como complemento del hombre, nacida de la costilla de Adán. El 8M siempre fue una fecha que se preocupaba de mantener y reproducir los imaginarios en torno a la mujer. Por perpetrar un sistema ya armado, patriarcalmente y con una dinámica capitalista. Esta conmemoración era un evento más para sostener las estructuras imperantes y opresivas. Pero, eso sí, con el detalle de brindar un presente que indicara empatía. Y que demostrara un mínimo reconocimiento al rol angelical e idealizado de la mujer.

El 8M transcurría con las mujeres en sus casas, recibiendo flores, bombones o alguna que otra atención como migajas de reconocimiento. Un pequeño agradecimiento por ser la esclava moderna y la encargada de las tareas domésticas. Como si el sacrificio, el sudor y el tiempo, se recuperaran en forma de cajas de bombones. Como si el poder de decisión sobre nuestros cuerpos se consiguiera recibiendo un ramo de rosas. Este reconocimiento, que se nos daba como migajas cada 8M fue siempre y en todos los ámbitos (laboral, académico, familiar, etc.) difícil de adquirir. Y, por eso, funcionó durante décadas como paliativo al mal de construirse como mujer en una sociedad patriarcal.

¿Y ahora?

De a poco, entre pañuelos verdes, círculos de contención, entre noticias crueles de femicidios del terror, fuimos encontrando nuestro espacio. Fuimos generando nuestros propios contenidos, para dejar de consumir lo preestablecido. De cada muerte, de cada asesinato, de cada crítica juntamos fuerza. De cada obstáculo, de cada maternidad no deseada, de cada política que atentó contra nuestros deseos y decisiones, hicimos manada.

De a poco, este día fue adquiriendo un carácter crítico. Una intención transformadora. Esta fecha pasó de ser una conmemoración más del calendario, a ser un encuentro masivo de mujeres de todos lados del país. Con intereses en común, con historias compartidas, con pasados de terror. Nos descubrimos juntas, recordando a las víctimas de femicidios. Nos encontramos abrazadas, reclamando nuestros derechos. Nos alentamos entre nosotras a seguir conquistando territorios en pos de la igualdad y la equidad de género. Nos acompañamos, cada 8M y cada día del año, en la lucha contra la violencia de género. Nos abrazamos en cada duelo, por cada compañera víctima de hijos del patriarcado y de un Estado ausente. Por Lucía, Camila, Candela, María. Por cada desaparecida, por cada abuso sexual sufrido, por todas nosotras.

Nuestras luchas

El 8M se convirtió en la oportunidad de visibilizar las luchas del colectivo feminista: aborto legal seguro y gratuito, cupo laboral trans y educación sexual integral. Visibilidad de la comunidad LGBTTIQ+, paternidades responsables y reconocimiento del trabajo doméstico como trabajo. Por infancias libres y crianzas sin abusos. Por derechos laborales para las trabajadoras sexuales y la abolición de las redes de trata. Entre otros derechos que se reclaman y que quieren ser conquistados. En esta época, esta fecha nos invita a ocupar espacios que nos fueron vedados. A re-establecer las reglas del juego, y abolir lo que nos está prohibido. Este tiempo es de cambio, de organización. Para habitar espacios y hacerlos propios, para construirlos desde nuevas perspectivas. El 8M nos viene a enseñar que el feminismo no es una mala palabra, que se trata de un movimiento que lucha es por la equidad. El 8M nos viene a hermanar entre todos, nos invita a reflexionar.

Fecha de Publicación: 08/03/2020

Compartir
Califica este artículo
0/5

Temas

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Deportes
Kempes La leyenda que comienza con una mentira piadosa

Un día como hoy, pero hace 66 años, nacía un grande cordobés. Una leyenda que marcaría en la histori...

Deportes
Ferro Club Ferro, un orgullo pampeano

Los pampeanos celebraron el aniversario del Club Ferro, el más popular de la provincia. Te invitamos...

Música
Ringo Cuando Ringo te invita a su cumpleaños

Con motivo de su cumpleaños, el ex-Beatle organizó un evento online a beneficio. Una orquesta de Cha...

Arte y Literatura
Gastón Gori Gastón Gori, un escritor ilustre

Gori fue un escritor que se caracterizó por visibilizar problemáticas políticas y sociales de su gen...

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades