Skip to main content

¿Querés cambiar el mundo? Compostá tu basura

La naturaleza solo te pide que mantengas un balance de los residuos.
Todo ambiente
23 octubre, 2019

Además de escribir estas columnas, administro una cafetería de ruta y es típico que cuando sacamos la basura, las bolsas gotean ese líquido que huele a acumulación de yerba lavada mezclado con café concentrado. Ni hablar que es el llamador número 1 de las famosas moscas de la fruta (esas a las que ni el Raid afecta). Frente a esa situación tenía que hacer algo. Y así fue como descubrí el compost.

Hace eones Dios, Pacha Mama, el BigBang o en lo que vos creas, ya había inventado el reciclaje, un mecanismo por el cual los restos de los productos que usamos pasan por un proceso de regeneración convirtiéndose en abono fértil. Lo único que requieren de nosotros es el simple esfuerzo de tirarlo todo en un mismo lugar y esperar. Sí, así de simple como lo escuchás. La naturaleza solo te pide que mantengas un balance de esos residuos y que evites los restos animales y los artificialmente generados por el hombre (cartones, papeles, productos de limpieza, etc.).

Como me gustan las cosas lindas, compré una de esas composturas fancy que se venden por Instagram (fijate en @HuertaMadre, si querés una con estilo más urbano puede ser en @CompasComposteras).

Con esto aprovecho e invito a los clientes ruteros a que no hagan asquerosidades en los tachos de basura ni me atosiguen con yerba caliente a mis hermosos jazmines que aún no pueden dar hojas (ya ni flores les pido), y aprovecho este paréntesis para desterrar que la yerba sea un abono per se: antes tiene que pasar por este proceso que les cuento.

Concientizar cuesta. Aunque suene raro, pedirle a la gente que separe yerba/café/fruta, de papel/cartón y restos animales/productos de limpieza es lo más parecido a Misión Imposible sin Tom Cruise. Si vivís en una ciudad y no tenés esas hectáreas de plantas que crees necesarias, no te preocupes: hay árboles en todas las cuadras que van a saber agradecer tu aporte de compost.

Para animarlos más voy a desterrar algunos mitos:

-NO TIRA OLOR

-NO JUNTA MOSCAS (se los prometo, por raro que parezca)

-NO HACEN FALTA LAS LOMBRICES (ayudan, pero si te dan asco no es excusa)

-NO SE GENERAN TONELADAS AL MES (mi compostera la tengo hace un año y aún no se llena)

-NO REQUIERE ESFUERZO (si tiene mucha humedad, a los sumo tenés que sumarle un par de hojas secas)

También sumo algunos tips:

-TENERLA EN EL EXTERIOR PARA QUE CIRCULE AIRE

-PERMITIR QUE DRENE POR ABAJO PARA PODER SEPARAR EL COMPOST SÓLIDO (TIERRA) DEL LÍQUIDO (AGUA FÉRTIL PARA REGAR)

-REVOLVERLO DE VEZ EN CUANDO (UNA VEZ AL MES ALCANZA)

-MANTENERLO TAPADO (HE ESCUCHADO GENTE QUE LO HACE EN TUPPER)

Como siempre te dejo una infografía para generarte más culpa ambientalista.

Rating: 5.0/5. From 1 vote.
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X