Skip to main content

La fuerza de la Madre Tierra

La fuerza de la Pachamama nos atraviesa a todos, incluso cuando ni siquiera lo sabemos
Todo ambiente
| 01 agosto, 2018 |

Escuchamos que es el Día de la Pachamama y nos suena a ritual lejano, casi ajeno. Pero todos tenemos a una tía que, el 1° de agosto, insiste en que hay que tomar caña con ruda, y de repente esas tradiciones de los pueblos originarios se trasladan a nuestra cocina. Porque ni los años, ni los kilómetros, ni las mezclas culturales pueden hacer que algo desaparezca por completo: todo se transforma y se conserva como un resabio de algo anterior.

En nuestro país, el Noroeste es la región donde se llevan adelante las celebraciones más tradicionales de este día. No es difícil entender por qué: generaciones y generaciones que le deben todo a la tierra se han reunido para hacerle sus tributos, para agradecerle y para pedirle protección. Todos, sin embargo, estamos cruzados de alguna forma por esta creencia, tan fuerte y tan arraigada.

Comenzar el día con unos tragos de caña con ruda en ayunas es para valientes, pero más de un citadino se los toma sin pensarlo: dicen que ahuyenta las malas ondas, la envidia, la mala suerte y hasta las enfermedades. Porque la fuerza de la Pachamama nos atraviesa a todos, incluso cuando ni siquiera lo sabemos.

Rating: 4.5/5. De 2 votos
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar