Skip to main content

El paraíso venezolano

Para los venezolanos, nuestro país es un paraíso. Para los planeros, también. Salvo para los que nos rompemos trabajando, Argentina es maravillosa.
Política y Economía
Para los venezolanos, nuestro país es un paraíso
11 noviembre, 2019

Durante años, nos quisieron hacer creer que en Venezuela existe un paraíso. Que Maduro es el niño Plus Ultra de la democracia. Puede ser. Ojo: no estuve últimamente.

Lo raro es que siendo tan genial vivir en un país que tiene petróleo como para abastecer al mundo, la gente se escape. Me hace acordar a Cuba. Se escapan por las fronteras. Caminan meses para llegar a otro país.

Parece que el paraíso somos nosotros

Desde 2012 llegaron al país más de 170.000 radicados. De los alrededor de 4 millones de venezolanos que escaparon del paraíso. Son la población con la mayor inmigración en Argentina.

16 mil son ingenieros. 10 mil administradores, empresarios o contadores. 4 mil, médicos. 3 mil abogados y 2 mil periodistas. Será que con los médicos son con los que más relación tiene el argentino medio. Porque ya hay hasta anécdotas con estos nobles profesionales.

Con muy buen tino, el Gobierno ya está trabajando en reubicarlos en el interior del país. Porque, lógicamente, la mayoría se establece en Buenos Aires y GBA.

Lo loco es que consiguen laburo enseguida

Raro, en un país con el 10% de desocupación. Con gente que hace 15 años que no consigue trabajo… Será que los argentinos prefieren vivir en la indignidad de cobrar un plan? Será que no les interesa el honor de mantener una familia? Ni enseñarles a esos hijos que traen al mundo de a cinco o seis, que el camino que los va a sacar de la pobreza es la educación y el trabajo?

Quizá prefieran vivir en una villa, sin agua potable, sin cloacas. Pero colgados de la luz y el cable. Con zapatillas de 5 mil pesos y celulares de 15 mil… Hermoso.

Y nosotros, los 13 millones de trabajadores que bancamos con nuestros impuestos a 12 millones de planeros (y 7 de jubilados), tenemos la obligación de “darles”. Porque lo que le reclaman, sin trabajar, al Estado, lo pagamos nosotros.

Pero sabés qué es lo más loco? La culpa es nuestra por no haber votado bien. Porque esta gente llega a eso, porque nunca hubo un Estado que les enseñara. Sobre la educación y el trabajo. Muy por el contrario, los prefieren brutos y pobres. Para tenerlos de clientes. Domados por punteros políticos y manzaneras administradoras de planes.

Somos un paraíso para los inmigrantes (venezolanos, bolivianos, peruanos, paraguayos). Para los planeros chupasangre. Para todos, menos para los que trabajamos. Los que trabajamos somos los únicos que pagamos impuestos. Y encima, los porteños, tenemos que soportar nuestra ciudad sitiada y ensuciada todos los santos días. Salvo los fines de semana. Sábado y domingo, no “laburan” los muchachos.

Y es que ser vago es un laburo. Les pagan planes y les pagan por ir a las marchas. A quién le interesará mantenerlos, no?

O cambiamos o no salimos más. Posta.

No votes yet.
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X