Skip to main content

“No hay pacientes de primera ni de segunda”

Aún no había terminado la carrera de medicina y Jorge tenía una meta clara: ayudar a sus hermanos. En un viaje descubrió su vocación solidaria
19 noviembre, 2019

Aún no había terminado la carrera de medicina y Jorge tenía una meta clara: ayudar a sus hermanos. En un viaje al Norte argentino descubrió su vocación solidaria que se concretó unos años más tarde con la Fundación Cuerpo y Alma, que desde 2005 organiza acciones sanitarias y educativas en el Chaco y zonas aledañas. Ante una realidad sanitaria donde “la gente pobre se muere por enfermedades curables”, el equipo de más 300 profesionales entre médicos, odontólogos y auxiliares realiza casi 6000 consultas y 300 cirugías en sus regulares visitas a escuelas y centros de salud, ¡en una semana!.

“Nuestro problema es creer que tenemos buena educación y salud. Y estamos pésimo” comenta preocupado De All, que trabaja en el Sanatorio Otamendi como médico de internación y formador de residentes. Y, al mismo tiempo, sigue los casos de los pacientes chaqueños que son trasladados sin costos a los más importantes centros de salud porteños. Más números: la fundación contabiliza unos 60 talleres de educación para la salud, 1000 papanicolaus realizados y más de 1000 pares de anteojos entregados.

Uno de nuestros mejores argentinos, sin duda, confiesa con tristeza: “Podemos ser lo más brillantes intelectualmente y los más corruptos. Y somos solidarios pero sólo ante la emergencia”.

Rating: 4.6/5. From 12 votes.
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X