Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Walter Salinas pisa fuerte con sus canciones en el norte argentino

La música y el fútbol son las dos pasiones del cuartetero tucumano. Gracias a sus canciones, el artista logró posicionarse en la provincia y ahora promete llevar su voz a la capital mundial del cuarteto.

El artista tucumano Walter Salinas comenzó en el mundo de la música en plena adolescencia, tocando la batería en una banda de cumbia de Tucumán. Cuando ensayaban las canciones, un amigo lo animó a interpretar un tema de Walter Olmos y desde ese momento incursionó en el cuarteto. 

Si bien el cantante es tucumano, no le es impedimento cantar cuarteto, rubro que embandera a Córdoba en el universo musical. En este sentido, Salinas comentó a un medio de esa provincia que Tucumán lo siente como un anexo de Córdoba, que es una de las provincias más cuarteteras que tiene nuestro país junto a Catamarca. Asimismo, el legado quedó de grandes artistas como Sebastián y Gary, y las puertas que les han abierto estos músicos de renombre ha sido una oportunidad que valora ya que no solo a él le sirvieron para mostrarse, sino a las demás generaciones. 

Sin dudas, Walter Salinas pisa fuerte en el norte argentino, y respecto a ello afirma que no se la cree, ya que siempre ha sido un chango sencillo. Cabe destacar que el artista se codea con famosos, no solo de la música sino también del fútbol de Europa. En esta línea, es preciso subrayar que el tucumano ama este deporte, incluso ha jugado en el club San Martín de Tucumán. 

Cuando tenía 17 años y daba sus primeros pasos en la movida tropical interpretando diversas canciones, también quería ser un gran deportista, un jugador de fútbol, ya que sentía un vínculo estrecho con este deporte. Cuando estaba por debutar en primera en el club de San Martín, y a su vez había sacado su primer disco como solista, su entrenador se enteró de que cantaba y le dijo que debía tomar una decisión ya sea cantar o jugar. Si bien podía hacer muchas cosas a la vez, estas dos opciones no eran compatibles y debía inclinarse por una sola, ya que cantar y jugar al fútbol el entrenador las calificó como el agua y el aceite. 

El artista tucumano fue tajante en su decisión al seguir cantando, ya sabía las reglas que deben cumplir los deportistas, tales como dormir bien, es decir, descansar, no podía tomar alcohol, ni desvelarse, tampoco andar con mujeres, entre otros requisitos para poder rendir de la mejor manera en la cancha, por ello Salinas sostuvo que prefirió cantar por el sándwich y la coca, pero que le dejen todo lo demás, y hasta el día de hoy no se arrepiente del camino que eligió: la música. 

 

 

Su amistad con Carlitos Tévez 

El crack xeneize lo invitó a un asado en su casa al cuartetero tucumano. Salinas en ese entonces se sentía bajoneado ya que le habían suspendido, como a muchos otros, recitales por la pandemia. Cuando estaba a punto de volverse a Tucumán, su representante lo llamó para decirle que no viaje y se quede, ya que Carlitos lo había invitado a comer un asado.El tucumano no podía creer lo que estaba escuchando, incluso pensó que se trataba de una broma ya que a él le gusta mucho el fútbol. 

Desde ese encuentro comentó Salinas que rescata la humildad y el ejemplo de ídolo que es Tévez para los más jóvenes, a su vez sostuvo que está muy bien que los chicos humildes conozcan la historia de vida del jugador, ya que se trata de un golpe muy grande que ha transitado y con el pasar de los años ha tomado el mejor camino. Asimismo, indicó que estas buenas decisiones que implican la salvación tienen que ser como una fuente de inspiración para aquellos que se encuentran expuestos en la calle. 

Por último, Walter Salinas calificó al 10 de Boca como un ganador, y se comparó con él afirmando que recién está dando sus primeros pasos. El tucumano que pasó por las inferiores del Santo ahora sueña en posicionar su música en la capital mundial del cuarteto, por supuesto, sin olvidar su acento tucumano. 

Rating: 0/5.