Ser Argentino. Todo sobre Argentina

La Mona: el regreso

Luego de varias polémicas, La Mona regresa. Te contamos todos los detalles de cómo se comienza a mover de nuevo el mundo del cuarteto.

En Córdoba el pritiado es la bebida sagrada, las canciones de cuarteto nuestra oración y La Mona nuestro dios. Por eso, el retorno de La Mona al mundo de la producción musical es una esperanza para la actividad cuartetera. Y para la población cordobesa en general.

La cuarentena tuvo muchas implicancias en el ámbito económico, social y cultural. La pandemia arrasó con muchas industrias, sobre todo la musical. Sin embargo, de a poco se van incorporando todas las actividades, y todos los rubros le dan una vuelta de tuerca a este contexto. El aislamiento social trajo muchas consecuencias. Los argentinos, además de estar preocupados por las cuestiones obvias, como la salud y la economía del país, tenemos abstinencia. Abstinencia de compartir el mate, de abrazarnos y saludarnos a los besos. Nostalgia de un pasado caracterizado por los mimos y caricias, por la cercanía y la afectividad que nos caracteriza. Pero en la nación de Córdoba, le sumamos una abstinencia más: estamos sufriendo la abstinencia del baile.

Acostumbrados a ir de baile en baile, entre semana, fin de semana o cuando sea, la cuarentena nos arrebató nuestro ritual. Sin embargo, y gracias a nuestros ídolos cuarteteros, hubo suplencias. Algunos ejemplos son #LaPepaHouse, Damián Córdoba y diferentes artistas locales que se sumaron a propuestas virtuales, y nos acompañaron. Si bien no es lo mismo que ir a un Sargento, es un gran consuelo.

Como tenía que ser, La Mona no se quedó atrás. Luego de los polémicos despidos a su banda de músicos, decidió seguir produciendo. Sí. En medio de la pandemia y la cuarentena. ¿Cómo? Acá te vas a enterar.

A cuartetear se ha dicho

Apenas se habilitaron los ensayos y las prácticas por streaming, La Mona se activó. Esta estrella e ícono popular se adapta a lo que venga. Y piensa seguir produciendo de todas formas. Esta vez, el temazo que van a largar se graba de una forma inédita: nunca antes vista. Ya que el contexto es muy particular. Los permisos para realizar actividades musicales, grabaciones y más, permiten hasta 10 personas en un mismo espacio. Sin embargo, el cantante sigue cuidándose con las medidas de prevención iniciales. Solo se junta de a un músico por vez. Con barbijo, distancia, alcohol y todas las precauciones necesarias, el artista se asegura de cuidarse para acompañarnos por muchos años más.

Para nosotros, es un alivio saber que La Mona, a pesar de los despidos, va a seguir en el ruedo. Y que, además, la banda no se desintegró por completo, sino que vuelven a trabajar juntos. Tal y como vinieron acompañándonos a lo largo de todos estos años. El gran CMJ le pone toda la actitud a la cuarentena, y se sirve de estos días de confinamiento para componer nuevas canciones. Su inspiración nace de muchas cosas, entre ellas, esta distancia obligatoria sirvió como musa.

Sin tacto, pero en contacto

A pesar del contexto que nos obliga a mantenernos separados, Carlos siguió en contacto con todos sus seguidores. También con su familia y con sus músicos, a través de las redes. Siempre poniéndole onda, música y alegría. El gran cantante se lució a lo largo de la cuarentena con diversos looks y haciendo diferentes actividades. Mandando mensajes y haciéndose sentir tan cerca de sus fans como siempre.

No por nada es uno de los artistas con mayor trayectoria y convocatoria de Argentina. La Mona Jiménez no para ni en cuarentena.  Por eso, hoy en día tiene más de 90 discos grabados. Porque su espíritu creador y su alma cuartetera no tienen descanso. No está ni un minuto sin producir la música que nos alegra hoy y nos va a alegrar de por vida.

¡Grande, Mona!

Rating: 0/5.