clima-header

Buenos Aires - - Viernes 23 De Febrero

Home Argentina Música Un vínculo de 60 años con Argentina que cerró Serrat a pura lágrima

Un vínculo de 60 años con Argentina que cerró Serrat a pura lágrima

Joan Manuel Serrat, el ídolo español que más actuó en todas las provincias de nuestra nación, concluyó su última gira en el país emocionado con su despedida.

Música
Serrat

Aunque aquellos testigos afortunados que consiguieron tickets para esa función vivían el valioso privilegio de testimoniar un hecho absolutamente histórico en la historia musical del país, la circunstancia de poder apreciar el último concierto de Joan Manuel Serrat en Argentina se convirtió en una experiencia de incontables emociones mezcladas y también de segundos ligados a la pérdida o duelo por lo acaecido. Los anales de la música dejarán locuaz testimonio que el martes 29 de noviembre a las 23:38, el músico catalán dirigió su último saludo a la multitud que lo ovacionaba y se ocultó detrás del cortinado ubicado en el fondo del escenario. Como intuyendo que la gente seguía sus pasos en ese irrevocable adiós, se permitió sacar la mano por entre la tela y seguir saludando. Fue un gag divertido buscando desdramatizar algo tan impactante como su concierto despedida del país.

Dos horas y quince minutos antes se había parado delante de la audiencia, proclamando al público un pedido especial. “Buenas noches, quiero que sea un concierto donde reine la alegría, quitemos cualquier atisbo de nostalgia o tentación de melancolía, quiero darles las gracias por aguantarme en tantas ocasiones”, dijo con mínima solemnidad y desde aquella alocución se dedicó a brindar un maravilloso repaso de un repertorio que tiene incontables vínculos con nuestra nación. Segundos antes que todo el público tuviese la chance de degustar un fenomenal cancionero que luce inoxidable en la consideración, lanzó una de las tantas bromas que tenía preparadas para desacartonar el show buscando a toda costa que la última función en Argentina no tuviese visos de un funeral. “Es una noche muy larga y quiero contarles cosas que ustedes no conocen de las canciones, ya es hora de enterarse de algunas cuestiones, muchas de las cuales jamás imaginaron”, indicó Serrat pícaro al multitudinario auditorio guiñando un ojo.

El vicio de cantar y siete estadios desbordados

La gira despedida se llama “El vicio de cantar 1965-2022”, tuvo dos actuaciones primero en el interior (Córdoba y Rosario), para después despachar con lapsos de recuperación, un total de cinco funciones en el Movistar Arena, el lugar cerrado más grande en el que actuó en estas últimas seis décadas. Quince mil personas cada jornada agotaron fielmente todos los tickets para verlo. Dando prolijo orden temporal, el espectáculo es una apropiada revisión de una obra testimonial y romántica. Bucear en esta profundidad que propone el anfitrión, también es navegar en un descomunal poeta que en cada planteo ha reivindicado no solo el arte de combinar los sonidos, sino honrar firme e implacable cada uno de los elementos de la lengua española en sus canciones.

Serrat

Acompañado por un septeto donde se lucen los tecladistas Ricardo Miralles Izquierdo y José Mas Portet, siendo el primero su director orquestal durante varias décadas, Serrat en la última función rememora sitios de Argentina, no los meramente turísticos, dejando con esa recorrida bien entendida su elocuente e indiscutida porteñidad. Amigo de los cafés de la avenida Corrientes, compartiendo cenas con tangueros en Michelangelo, probando la pizza de varios lugares icónicos o ubicado en un discreto palco de la Bombonera, sus frecuentes y destacadas estadías en Buenos Aires lo convirtieron en un ciudadano más en esa urbe donde supo llegarle al corazón a muchas mujeres. Convertido en un socio adorable Serrat de referentes como Roberto “Negro” Fontanarrosa, Les Luthiers y otros amigos del mundo cultural, está claro que no es el show de un extranjero. Con casi seis décadas de fructíferas estadías, Joan Manuel ya tiene cédula honoraria de argentinidad al palo.

Serrat

Una icónica protagonista que se baña en gin tonic

“La mujer que yo quiero no necesita bañarse en agua bendita”, esgrime en una de sus más famosas canciones, pero el aclara que “Lucía” lo hacía con gin tonic, mezclando letras en un planteo de desnudar ciertos detalles de la arquitectura que configuró para varios hits de su carrera. Con un jean oscuro, una camisa en concordancia y un saco gris en ese tono, el cantante luce afinado, con buen caudal de oxígeno y seguro de sus pronunciaciones, una gira destinada a cerrar seis décadas de talento, sin manchar todo lo sembrado estirando la continuidad del proceso solo por algún cinismo comercial.

Recordando a Miguel Hernández, evoca a Alberto Cortez y da cuenta de su pasión por temas que solo conciernen a los argentinos, pero evita ceñirse a temáticas proclives a la grieta en tiempos muy volcánicos en las partes confrontantes. Habló Serrat calmo de su abuelo fusilado, se pone una gorra exactamente como la de su familiar y en “No hago otra cosa que pensar en ti”, hasta se permite imponer un lugar de reflexión con sus espectadores. Suelto hasta sus clásicos más locuaces, entona con un perfil irónico “Hoy puede ser un gran día”, mientras atrás el cuadro “La Gioconda” va mutando de imágenes de caras o personajes fílmicos muy conocidos. Pasado poco más de la mitad del recital, canta su canción pop más recordada al encarar “Tu nombre me sabe a hierba”, mientras el público sin necesidad de permiso alguno la entona tan elevada, que en esos segundos llega a pelearle el volumen al excelente nivel de sonido del concierto.

Los amigos acompañando en la platea

Entre el público están Jorge Maronna, Carlos López Puccio, Fernando Bravo, Nito Artaza y Cecilia Milone, entre otros, testimoniando la última noche del “Nano” sobre escena, personajes de la órbita artística que luego se abrazarán con el anfitrión en camarines en un brindis previsto por la producción. Entendiendo que el público quiere algún momento para acompañarlo a la hora de despachar sus clásicos, anuncia juguetón que ha llegado el “momento cantarín” (sic), amena y divertida situación donde le indica a sus seguidores donde deben acompañarlo y cuando llamarse a silencio. “Aquellas pequeñas cosas” suena mágica y conmocionante, cantada cincuenta y cincuenta por ambos lados del proscenio.

Con “Cantares” y los coros perfectos de la gente, Serrat ya no puede evitar la emoción que despierta esa circunstancia y empieza a bajar la mirada. Segundos después elige un tema de Atahualpa Yupanqui para ratificar su ciudadanía indiscutida con “Vendedor de yuyos”.  “Pueblo blanco” impacta de múltiples formas, recordando los difíciles tiempos que vivió del otro lado del océano.

Serrat

Abrazos totales para una noche sencillamente histórica

El final de esa noche histórica en suelo argentino, como no podía ser de otra manera, es con “Fiesta”, mientras la multitud despacha coros demoledores de apoyo. Bañado por las ovaciones, aplausos y variadas frases de afecto, el cantante levanta los brazos saludando, los vuelve a unir para un abrazo simbólico y renueva sus gestos a cada tribuna, dando al auditorio un agradecimiento muy sincero y locuaz. Las pantallas laterales muestran al artista con los ojos muy rojos y la humedad de esa situación, buscando frenar la fuerte catarata de lágrimas que desean emerger, esas que asomarán segundos después en los camarines. Transmitiendo sonrisas incansables y dejando firme su amor por este lugar, Joan Manuel Serrat sabe que la tarea está cumplida en este capítulo sudamericano. El fin de fiesta está previsto para el viernes 23, cuando realice su último recital en Barcelona, clausurando luego de seis décadas el vicio de cantar.                                 

Serrat

ImágenesAgencia Raquel Flotta 

Fecha de Publicación: 16/12/2022

Compartir
Califica este artículo
0/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

Charly-García Charly, en el Luna Park
Qué se le contesta ¿Qué se le contesta a un catalán que “no soporta” a los argentinos?

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Deportes
Lionel Scaloni y Chiqui Tapia Lionel Scaloni y Chiqui Tapia diseñan un 2024 juntos

Tras un encuentro secreto realizado en Cardales, ambos firmaron la paz sabiendo que revalidar el his...

Turismo
Turismo Nación actualización del Plan Federal Turismo Nación avanza con la actualización del Plan Federal

Encabezada por Daniel Scioli, secretario de Turismo Nación, contó con la participación de autoridade...

Turismo
Enero: más turistas extranjeros que en 2023 Enero: más turistas extranjeros que en 2023

Hubo más de 1.300.000 arribos y un ingreso de divisas de 656 millones de dólares. Brasil encabeza la...

Así somos
Mama Antula Mama Antula. Madre Espiritual de la Patria

La primera santa nacida en Argentina, Mama Antula, a través de acciones y palabras. Recientemente ca...

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades