clima-header

Buenos Aires - - Jueves 09 De Febrero

Home Argentina Música Futuro incierto de la “cumbia-pop”

Futuro incierto de la “cumbia-pop”

El género argentino que en la última década capitalizó el fenómeno de las bandas para fiestas o lugares de entretenimiento, hoy sobrevive en medio de la inocultable euforia urbana. Una breve historia y ¿su fin?

Música
Agapornis

La primera década del nuevo milenio, coincidente con una realidad social donde todos los síntomas del desencanto se corporizaron en el “que se vayan todos”, cinco presidentes en una semana o el descrédito de políticos muy desprestigiados en las encuestas públicas, fue en lo artístico el caldo de cultivo de una tendencia musical. Esas situaciones y un contexto artístico menos melódico, daría tiempo más tarde el surgimiento de la “cumbia villera”, en la cual las letras de amor, desengaño y vivencias emocionales cedían paso a las letras testimoniales de los distintos lugares menos favorecidos por la traumática situación económica. Por ese entonces, los grupos tradicionales del género tropical se las vieron en figurillas para enfrentar el fuerte boom de conjuntos como “Pibes Chorros” y algunas formaciones que bajo esa temática social, comenzaron a captar nuevos oyentes. Letras del dramático existir en condiciones difíciles, caló bastante hondo en ciertos públicos.

Tras esos primeros diez años donde ese fenómeno musical se coló en las bailantas y otros lugares de baile, con una economía nacional menos herida en el cruce de décadas y otras ilusiones en diversos sectores sociales, aquella estética de grupos cumbieros dejó  de tener ese impacto y un nuevo estilo de la tendencia tropical llegaría para dominar la escena.

En los primeros meses de 2010, desde la ciudad de La Plata comenzaba a gestarse una nueva estructura de grupos que, manteniendo el estilo cumbiero le adosaron sustancia musical a tono con las lógicas evoluciones del pop en cuanto a sonidos y otras letras, transmitiendo un mensaje “pachanguero” ausente de crítica social, hechos policiales violentos y códigos verbales de la urbe criminal. Estaba naciendo la “cumbia-pop” o como algunos llamaron a ese formato la denominada “cumbia-cheta”.

El surgimiento de la primera banda del rubro

La principal diferencia que se percibió en 2010, es que estas nuevas agrupaciones además de interpretar canciones propias, versionaban a formato de cumbia más modernosa temas de otras leyendas del mundo musical, sean ídolos latinos o bandas de rock nacional. Bajo una estructura, el conjunto que supo hacerse un claro lugar en esa situación fue la banda bonaerense “Agapornis” o “AGP”, ensamble que identificados con aquella ave tropical como ícono visual decidieron pasar a ese estilo canciones de “La oreja de Van Gough”, Ricky Martin y otros referentes de la movida continental. El fenómeno de la “cumbia pop” estaba cimentando los principales contextos de la escena bailable, aunque a esa altura de los acontecimientos todavía faltaba el golpe de horno, para que un grupo con ese planteo diera el paso definitivo para instalarse con la fuerza y resistencia necesaria.

A principios de 2013, cuando menos lo imaginaban los integrantes de “AGP”, la vocalista María Belén Condomi, incómoda por no sentirse del todo apasionada por su rol artístico en ese conjunto, sucumbió sin temor a la pasión original de seguir cursando veterinaria, carrera que venía estudiando paralela a los shows de la banda,  renunciando a ese grupo en coincidencia con el guitarrista Pablo Mendes que también se alejaba del grupo. Estas partidas, algo inesperadas, parecieron obrar como el detonador definitivo que necesitaban los Agapornis en ese momento de su carrera para asumir decisiones de peso. Después de un largo casting y conseguir un violero bien equipado con ganas de tocar, el conjunto buscó que la siguiente vocalista resignificara el concepto estético del proyecto, para asumir ese gran desafío. La elección de la reemplazante de Condomi terminaría gestando un cambio clave y exitoso.

El clásico de las Diagonales

Luego de atravesar varias pruebas vocales y escénicas, la persona elegida por el grupo de la ciudad de las diagonales fue Melina Lezcano. Esta atractiva vocalista reunía sin dudas todos los requisitos para que la banda se instalase con fuerza, provocando un cambio con lo exhibido por el grupo hasta ese momento. Los pergaminos que exhibía a mediados del 2013 terminaron de conseguirle el mejor lugar para ganar clara visibilidad: ex movilera y conductora del canal de cable “Fashion TV”, modelo profesional con mucha experiencia y notable capacidad histriónica, su buena voz y su implacable presencia escénica provocó un boom en la escena musical, porque “Agapornis” desde ese momento dejó de ser solo una banda de “cumbia gentil”, para transformarse en el fenómeno más impactante de la nueva tendencia musical de esa agitada década.     

Agapornis Melina

Con enorme destreza, despliegue psicofísico y una disposición interpretativa fenomenal, el ingreso de la nueva vocalista fue la inyección de adrenalina que necesitaba el grupo de la ciudad de las diagonales. La banda firmó con Sony Music, se convirtió en uno de los artistas prioritarios del sello y comenzó a quintuplicar la cantidad de público que asistía a sus presentaciones. En ese arranque fulgurante, Agapornis grabó varias versiones a dueto con artistas como Pimpinela o Miranda, provocando una multiplicación de fans que poco a poco convirtieron al conjunto en la banda pop del momento. El fuerte crecimiento de la banda platense alentó a otros intérpretes a transitar por ese camino, tiempos donde surgió el grupo “Los Bonitos”, formación que siguiendo la logística de marketing también ubicó a una muy bella y atractiva cantante rubia para disputarle la respuesta del público. Ese conjunto de formación bonaerense con la presencia de la joven cantante Isabel Bullrich, provocó a poco de iniciado el camino artístico un Estudiantes-Gimnasia que encendió el fenómeno del rubro.

Ascenso y caída de la cumbia pop

La imagen de Melina Lezcano como front-woman y figura institucional del grupo amplió la llegada de la banda a otras órbitas, épocas donde el conjunto se convirtió en una de las tres bandas tops en las grandes fiestas institucionales de fin de año con La Mosca o Los Auténticos Decadentes. La prueba del crecimiento alcanzado con esta cantante, bailarina y actriz se vió expresado en el concierto del grupo durante 2015 en el Luna Park, donde llenaron el lugar grabando su único disco en vivo llamado “De Bailadeta”. Al siguiente año, Agapornis era un número fuerte en muchos eventos provinciales con audiencias que no bajaban de los 25 mil asistentes.

La consolidación del rubro sin embargo, experimentó los primeros problemas durante el mes de febrero de 2017. La vocalista Isabel “Vulkana” Bullrich decidió abandonar a Los Bonitos, al no ser tenida en cuenta suficientemente, herida mortal de la que este conjunto no logró reponerse tras la llegada de la nueva cantante Agustina Keena. Los Agapornis, que durante el 2016 habían encabezado los anuncios del “Up-Front”, convención local de los lanzamientos y ediciones continentales del sello Sony Music, advirtieron para su pesar que al año siguiente, esos espacios que habían alcanzado los conjuntos de cumbia pop en la actualidad estaban destinados a promocionar toda la batería de intérpretes de reggaetón oriundos de Miami y Centroamérica.

los bonitos

Fin de fiesta

Inesperadamente a finales de enero de 2022 y cuando ningún hecho hacía presagiar lo que ocurriría en el seno del exitoso grupo platense, la cantante Melina Lezcano comunicó con pesar la decisión de abandonar la banda Agapornis, lo que desató una fuerte conmoción en la cambiante escena pop argentina. Indicando que cumpliría con los compromisos que la formación había contraído para las épocas veraniega y otoñal.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de AGAPORNIS 🫶 (@agapornisagp)

A juzgar por los efectos acontecidos, la partida de Melina en esta formación ha impactado de una forma muy erosiva, dejando al grupo bonaerense bastante herido, aunque en las últimas horas la famosa formación de La Plata no solo presentó a su nueva vocalista, la modelo y vocalista entrerriana Aldana Masset, sino que presentó el flamante single “De los besos que te dí”. La nueva integrante, que no registra antecedentes de muy efectivo peso en lo musical, es una modelo que actualmente está en pareja con Fausto Vera, un jugador de fútbol que recientemente pasó al Corinthians de Brasil . Nacido en los albores del 2010, la cumbia pop, cumbia cheta o cumbia gentil, parece estar viviendo sus últimos tiempos en una escena absolutamente dominada por el trap y los diferentes géneros urbanos.                                                     

 

 

Imágenes: Sony Music Argentina

Fecha de Publicación: 24/12/2022

Compartir
Califica este artículo
0/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

Los-Palmeras La cumbia santafesina, música con sello propio
Cumbia-electrónica Cumbia electrónica desde Mendoza al mundo

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Cambalache
Las ciencias ocultas en Buenos Aires Las ciencias ocultas en Buenos Aires

La ciudad del Astrólogo y el Aleph encierra muchas claves de otras realidades a la vuelta a la esqui...

Arte y Literatura
cuento de verano de Estela Canto Un cuento de verano de Estela Canto

Entre las escritoras injustamente olvidadas, Estela Canto vibra en el aura de leyenda. Adorada y des...

Deportes
Messi 2026 Messi contra todos en Francia

La mala relación del jugador con la hinchada, su convivencia forzosa con Mbappé y las presiones gene...

Arte y Literatura
Lectura Gloria Alcorta La Gloria de Alcorta

Gloria Alcorta es otra de las escritoras ninguneadas por su condición de oligarca y amiga del mundo,...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades