Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Emmanuel Horvilleur: “No hay futuro prometedor si el planeta sigue así”

Lanzó durante la pandemia el trabajo audiovisual “Pitada”, concierto intimista de perfil acústico y regresó a los escenarios tocando en el último “Lollapalooza”. Luego de varios meses en su casa, el músico prepara un nuevo álbum y brinda referencias sobre su futuro.

Es uno de los músicos argentinos más importantes en el cruce de milenios junto a su gran colega y amigo Dante Spinetta, con quien formó el histórico grupo musical “IKV” desde  principios de los años ‘90s. Su impecable trabajo junto al destacado hijo del rockero Luis Alberto Spinetta sentó las bases en la Argentina de todo lo que años más tarde terminó de explotar con la denominación “urbana” en las recientes temporadas, con el surgimiento de las movidas del trap y otras corrientes. Durante el año 2018 publicó uno de sus mejores y más logrados trabajos, titulado “Xavier”, grabación que lo devolvió al espíritu bailable y más pop de toda su carrera solista, un disco que desafortunadamente no tuvo más fechas de oficialización en vivo. Como a la mayoría de los músicos, el arribo de la pandemia lo obligó a recluirse en su hogar, pero durante el tiempo de las restricciones duras igual se las ingenió para grabar en vivo el registro “Pitada”, un proyecto audiovisual que incluye una compilación acústica de sus canciones más conocidas y otros estrenos. Ese material se conoció durante el año pasado y recién en octubre, cuando se liberaron las restricciones existentes en determinados ámbitos de concierto, el artista regresó a los escenarios para la oficialización del mismo. Ya con ciertas cosas normalizadas en la estructura cotidiana, el cantautor argentino participó del homenaje al disco “Jessico” del conjunto Babasónicos, ocasión en la que reversionó el tema “Los Calientes”. Pero naturalmente, su aparición de mayor importancia en vivo ocurrió el domingo 20 de marzo en la tercera y última jornada del “Lollapalooza Argentina 2022” actuando durante el atardecer en uno de los escenarios principales. En las últimas horas y mientras prepara un nuevo álbum de estudio, el músico hizo una extensa pausa en sus tareas, para hablar distendido de su presente profesional y analizar diferentes temas de importancia en una charla exclusiva con “Ser Argentino”. 

¿Cómo viviste el reencuentro con el público al tocar en el último Lollapalooza?

Emmanuel Horvilleur: Feliz, entusiasmado por estar en contacto con tanta gente en un lugar, después de todo lo que ocurrió, creo que todos sentíamos lo mismo, el hecho de volver a encontrarnos de manera presencial después de un confinamiento prolongado.

 

¿Qué sensaciones dejó el proyecto audiovisual “Pitada”? Parece como un “MTV Unplugged”, pero sin la cadena musical, sin público y hecho en un tiempo raro.

Emmanuel Horvilleur: Quedé muy contento, fue algo que surgió como una idea que se dio en un momento y eso terminó agrupando algunas otras ideas de lo que venía haciendo, que era concretar versiones más simplificadas de mis canciones, en formato más acústico, hacerlo en la naturaleza, al aire libre, todo fue una idea que la hicimos crecer con el paso de los días. Estoy contento por el resultado final con esta idea. Estaba tocando la guitarra bajo los árboles un día, dije “que bueno sería traer a los pibes para tocar acá”, se lo comenté a la productora audiovisual “Ketalio”, ellos lo hicieron crecer y ahora estoy hablando de “Pitada” como una absoluta realidad.

¿Te hubiera gustado que esto surgiera en un formato de la cadena MTV?

Emmanuel Horvilleur: Sí, ahora añoro el público, nada quita que lo podamos hacer en el futuro con público, la idea en su momento estaba, lo pudimos plasmar en ese momento de la manera en que se permitía, no dudo que ahora lo presentemos en otro lugar, intentando recrear el contexto que nos propuso esa situación, al aire libre, con gente viendo todo ese concierto con una copa de vino en la mano, es un show ideal para disfrutar.

¿Que podés contar de los temas inéditos incluidos en “Pitada”?

Emmanuel Horvilleur: Sobre eso que decías de hacerlo sin esa cadena musical ni toda esa estructura, se podría llamar el “Unplugged de la Salada” (risas). Bueno, “Pitada”, es una canción que salió en cuarentena, estando en una habitación, el hecho de renovar votos con tu pareja, esa sensación que moja tus labios, la habitación que se vuelve un templo, porque con lo ocurrido nuestras casas pasaron a ser todos templos, gimnasios, surge lo de una pitada y de cambiar un poco todo el ecosistema hogareño. “Cosa loca” surgió también en cuarentena, mi novia se hacía las uñas y escuchaba una cosa medio folk y reggae, atrás estaban sonando los Mutantes con Rita Lee, me gustó esa musiquita. Grababa todo lo que iba improvisando, después le puse una letra y fue una canción más, me parecía buena la idea de sumar inéditos a este proyecto de “Pitada”, una de ellas le terminó dando título a este “MTV unplugged” como decís.

 

Antes de estar en el Lollapalooza, ¿pudiste tocar en algún formato durante todo el proceso de la pandemia y sus restricciones sanitarias?

Emmanuel Horvilleur: Tuve la suerte de hacer un show de autocine en el “Mandarine Park”, no tenía muchas expectativas, no confiaba mucho en esa situación, con una banda atrás y volví a ver a la gente disfrutándolo, tras lo ocurrido, fueron un par de días de estar muy contento, hacer lo que me gusta, que es tocar. Lo disfruté, no pude volver a hacerlo, justo cuando lo iba a hacer de nuevo en el “Festival Vibra”, suspendieron todo ese tipo de festivales, lo único que vibraba era la pandemia (risas). A muchos artistas les ocurrió algo similar, tenían muchos teatros vendidos, fue un bajón para todos, es lo que nos tocó en ese tiempo tan complicado de las restricciones sanitarias.

 

Tenés 47 años. ¿Te imaginabas a esta altura de la vida atravesando una pandemia?

Emmanuel Horvilleur: No, para nada, ni el peor de mis sueños apocalípticos pensé que podía pasar esto, esta clase de fantasmas en nuestros cuerpos, llevándonos a otro estadio, por no decir muriéndonos. Por momentos me pasó de ver el año pasado los “Premios Oscars” y ver un actor entrando al lugar y todos con barbijo, me pareció una locura, no puedo ver esas cosas y otras de esta manera. Lo siento así y no quiero ocultarlo.  

Digamos que la crisis del planeta ustedes con Dante Spinetta la habían anticipado en el disco de los IKV “La humanidad o nosotros”

Emmanuel Horvilleur: Sí, tal cual. Si nosotros seguimos haciendo uso o abuso sin parar la pelota con todas estas cuestiones, este planeta no tiene un futuro muy prometedor. Esto lo tenemos realmente muy claro desde siempre, desde que publicamos el segundo álbum “Horno para calentar los mares”, con la canción “Tal vez”. Eso era una visión ecologista, casi una visión de supervivencia, pero ahora, si seguimos rompiendo las pelotas con la gran ambición desmedida, no hay chances de terminar bien. Conviene recordar que cada vez somos más en en el planeta. Alimentar a toda la gente de este mundo no debe ser una cosa fácil, hay mucho delirio, se transformó en una pandemia que no nos dejó hacer una vida como la veníamos teniendo.

 

Algunos en su momento señalaron que el álbum “La humanidad o nosotros” fue un disco fallido o probablemente falto de adecuada cocción.

Emmanuel Horvilleur: No sabría decírtelo, tuvo dos premios “Grammy”. Entiendo a lo que apuntás, los “IKV” se disuelven de manera extraña, hicimos una “Trastienda” la otra vez sin decir nada y paramos, de golpe se cortó todo y no se lo dijimos a nadie, pero también todo queda ahí medio flotando. Tal vez se abandonó un poco ese disco, se puede escuchar, hay canciones que se pueden escuchar, temas que llevé y que me encantan, es un buen disco de “IKV”, tal vez “Chances” venía con el ímpetu de la vuelta, pero pienso que “LHON” es un buen álbum,.lo veo así a la distancia.

 

¿Lo de la pandemia pensás que fue intencional? Muchos sostienen esa posición.

Emmanuel Horvilleur: No, puedo pensar cosas diferentes todo el tiempo, obviamente no tengo una visión tan clara. Ya lo sé, no me puedo hacer cargo de un pensamiento tan certero, yo intento ser una persona que vuelve de la mejor manera, no intento ser mejor persona, pero no puedo creer que haya gente tan hija de puta para mandarte algo así, pero hay personas que han hecho cosas para arrasar con pueblos o cuestiones así. Hay que pensarlo.