clima-header

Buenos Aires - - Domingo 26 De Junio

Home Argentina Música El rock nacional tuvo su noche en la Vendimia

El rock nacional tuvo su noche en la Vendimia

Con la prolijidad que lo caracteriza, Fito Páez volvió a enaltecer la figura del rock nacional. Cerró la noche de la primera repetición.

Música
fito-mendoza-vendimia2

Fito Páez volvió a Mendoza y a la Fiesta Nacional de la Vendimia. “Tanto tiempo sin vernos. Han pasado tantas cosas, ¿no?”, saludó el referente de nuestro rock. Páez comenzó su show pasadas las 23 con “El amor después del amor”. El músico de 56 años vistió un traje rojo y zapatillas blancas. “Vamos a cantar todos ahora, es inevitable. El tiempo pasa y las canciones se van trasladando de casa en casa, de generación en generación”, arrojó como aviso antes de interpretar “11y 6”.

De lo nuevo, solo sonó “Tu vida mi vida”, de su disco La ciudad liberada. Seguidamente llegó un repertorio de sus grandes éxitos que hizo vibrar a las más de 20 mil personas que asistieron. Y así fue que el rock sonó al compás de “Tumbas de la gloria”, “Dos días en la vida”, “Al lado del camino”“Polaroid de locura ordinaria”, “Ciudad de pobres corazones”, “Mariposa technicolor” y “A rodar mi vida”, que fueron ejecutadas por una banda súper ajustada, de esas a las que Fito ya nos tiene acostumbrados a formar, integrada por Juan Absatz en teclados, Maxi Agüero en guitarra, Diego Olivero en bajo y Gastón Baremberg en batería.

Momentos únicos

“Ahora quiero que todos prendan sus teléfonos", pidió Páez antes de cantar "Brillante sobre el mic", llegando al final del concierto. Y el teatro griego se transformó en un océano de luces encendidas, un clásico de los tiempos que corren. También hubo tiempo para algunas canciones a solas con el piano como “Cable tierra” y “Un vestido y un amor”, que terminó con Fito obrando como director de orquesta, haciendo cantar a los distintos sectores del público diferentes partes de la canción.

Pero todavía quedaba una emotiva sorpresa guardada para el final. “Voy a proponer algo delirante, yo sé que somos muchos. Durante el show se generaron momentos de un silencio increíble, así que voy a cantar a capela y sin micrófono para todos ustedes”, disparó el rosarino, acercándose al borde del escenario para cantar “Yo vengo a ofrecer mi corazón”. Un cierre perfecto para la noche de rock, que volvió a demostrar la estrecha relación del músico con su público.

 

Fecha de Publicación: 18/03/2020

Compartir
Califica este artículo
0/5

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Editorial
Adepa2022 Premios Adepa el Periodismo 2022. Lauros a un servicio público esencial

Hasta el 31 de julio tenés tiempo de participar en la convocatoria a colegas y estudiantes universit...

Editorial
Adolfo Prieto Adolfo Prieto. Sobre la indiferencia argentina

Continuando el rescate de pensadores argentinos esenciales, el crítico literario Adolfo Prieto en un...

Música
Tango Gardel Buenos Aires es Gardel

El Mudo fue, antes que nada, un porteño de ley. Un amor que empezó en pantalones cortos con su Bueno...

Historia
Eduardo Wilde Los descamisados, versión 1874

El descamisado no es un invento del siglo XX, ni exclusividad de un partido. Antes de mis descamisad...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades