clima-header

Buenos Aires - - Sábado 24 De Julio

Home Argentina Música Dos legendarias estrellas de la pasarela, hoy muy afirmadas en el mundo musical

Dos legendarias estrellas de la pasarela, hoy muy afirmadas en el mundo musical

Carolina Peleritti publicará en pocos días su primer EP solista, mientras que Deborah de Corral, la notable corista de Gustavo Cerati y Charly Alberti, está componiendo temas para su tercer disco en solitario.

Música
pasarela

Figuras monumentales a principios de los 90, impusieron sus privilegiados físicos en un contexto de la moda nacional que aguardaba entusiasta un recambio de figuras. Llegaron a lo más alto que podían aspirar en esa profesión y años más tarde ingresaron a la órbita audiovisual de distintas maneras, marcando agenda semanal, sorprendiendo a los medios prejuiciosos y dejando la certeza que ellas estaban pisando firme más allá de las enormes presiones que significaba forjar un camino propio en la industria antes del intrigante cruce de milenios, ese que venía asustando con la sigla Y2K. Carolina del Carmen Peleritti y Deborah de Corral se hicieron conocidas en la última década del milenio, tiempos donde la demanda de una industria abocada a la vestimenta libraba un combate sin igual. Nadie imaginaba que, veinte años más tarde, el enorme contexto industrial abocado a la música y también a la gastronomía las tendría como muy destacadas referentes. Las chicas guapas crecieron y hoy se lucen de distintas formas en un mundo obviamente muy competitivo.

 

Carolina del Carmen Peleritti llegó al desafiante y agitado mundo de la moda de la mano de Francisco “Pancho” Dotto y le bastaran un par de temporadas para hacerse un lugar top en la consideración de las marcas, empresas y demás eslabones de esta industria. Trabajó la suficiente cantidad de años para forjarse un sendero de vida apropiado, pero también en los ratos libres estudió sin titubeos actuación con Norman Briski y Julio Chávez. El cine y la televisión pusieron sus ojos no solo en la morocha más contundente del obvio recambio de milenios, sino en una intérprete que ponía toda su pasión en ese mettier, épocas en las que filmó con Eliseo Subiela. Eduardo Milewicz, Juan Taratuto y Lucía Puenzo, años en los que paulatinamente también la pantalla chica se interesó en una mujer con poderosa estructura histriónica y un packaging infartante desde cualquier análisis. Desde principios de los 90 y hasta el año pasado, concretó 17 proyectos televisivos y ganó un premio Sur por su actuación en la película “¿Quién dice que es fácil?”, largometraje donde se lucía en compañía del consagrado actor Diego Peretti.

 

pasarela

 

Su pasión por la música desde chica, épocas donde su madre la llevaba a ver a Mercedes Sosa en sus recordados recitales, fomentó su interés por los conciertos y también por cada CD que se publicaba en un tiempo prolífico para la industria. A fines de los 90 vivió una cálida relación sentimental con Luis Alberto Spinetta, resistiendo sin cabildeos las obvias estupideces de los medios faranduleros enloquecidos con esa pareja. Mientras crecían sus incursiones en cine y TV, comenzó a profundizar su interés por la música estudiando, pero el golpe certero estuvo a cargo de Jaime Torres, quien en el 2009 la convocó para sumarse al proyecto “Tantanakuy”, donde dejó percibir a sus amigos y curiosos que la mujer tenía una garganta con personalidad para decir lo suyo. Esa amistad con el charanguista top de nuestro país y su amor por el folklore, lentamente gestaron una inclinación artística que a poco de finalizar el 2019 la halló preparando su debut como solista, acompañada por sus amigos y socios artísticos de esa temporada. Como a todos, la pandemia le frenó toda la orquestada maniobra que había desarrollado para su inicio musical en solitario, algo que en los últimos meses retomó sin pensarlo ni un segundo.               

 

Lo puntual es que Carolina del Carmen Peleritti ya tiene su primer EP solista a punto de publicarse, algo que sucederá la semana que viene, material denominado “Aleteo”, tal el nombre de una de las dos canciones que compuso, interesante concepto musical donde las seis composiciones que lo integran muestran que aquella atractiva mujer que se ganó en su momento un privilegiado lugar merecidamente en la órbita de la moda, ahora tiene las armas necesarias para dejar de entrar por los ojos y provocar fascinación en los oídos, una novedad impactante por donde se la analice. “Aleteo” es un huayco, pero las distintas y cautivantes canciones que lo acompañan, proponen un viaje seductor por terruños sónicos de notable sensibilidad, algo que puede percibirse en “Verde romero”, “El suspiro” (junto a Peteco Carabajal), “Zamba del renacer”, “Coplas para la luna” y “Ay mis tiempos”, genial ramillete de presentación para una dama que a los 50 desempolvó su topacio vocal para un arranque musical muy cautivante desde cualquier análisis.

 

Este disco con seis temas fue producido por Daniel Martin, grabado y mezclado por la dupla Panda Elliot/Coca Monte, sensibles obras que fueron masterizadas por el legendario ingeniero de sonido Eduardo Bergallo. El lanzamiento de estas canciones es el resultado de un proceso de largos años en el que Carolina cultivó su vínculo con el canto, primero con el descubrimiento de su propia voz, tras lo cual transitó activa escenarios de todos los rincones del país, junto a los grandes maestros que la alentaron a seguir ese camino, tal los casos de Jaime Torres primero y Peteco Carabajal después. Entusiasmada por la muy inminente salida del EP en las plataformas digitales, la modelo, actriz y cantante afirma que “fue un proceso en que fui buscando intuitivamente, llegando muy a ciegas, deseando, eligiendo. El propio camino me fue llevando. Elegir la música como lenguaje fue muy algo certero, no hubo dudas. Haber incorporado recursos, conocer mi voz, sacarla hacia afuera, que se haga más valiente para hablar, para anunciar, para cantar; ese fue el aprendizaje, el conocimiento. Me pregunté “¿quién soy yo cantando?” y la respuesta llegó y estuvo entrelazada con ir al pasado, a la infancia, a escuchar folklore; mi madre me llevaba a ver a Mercedes y la elección fue ahí, por eso elegí este género y estoy feliz”.

 

pasarela

 

En el caso de Deborah de Corral, las cosas tuvieron un camino diferente. Como modelo se convirtió en una mujer de imponente actitud, sensualidad explotando a borbotones, pero también dejando traslucir una simpatía y soltura infrecuentes en la industria del modelaje, lo que le valió tempranamente una seductora convocatoria para conducir en televisión. En 1995, de la mano de la productora “Cuatro Cabezas”, condujo el ciclo “El Rayo” y entre ella sumado a la nueva estética de filmación y edición del ciclo, se convirtió en una de las más recordadas animadoras de la pantalla chica, con un histórico formato del que hoy se sigue abrevando para generar nuevas estructuras en la televisión. La experiencia más famosa a nivel mediático fue su participación en el disco “Plum”, grabado e interpretado junto a su pareja de entonces, el baterista Charly Alberti (Soda Stereo) en 1995, pero la artista con la distancia del tiempo no lo recuerda tan gratamente, por más que destaque la experiencia de poner en marcha su carrera musical. Tiempo más tarde formó el grupo “Imperfectos” junto al tecladista Ezequiel Araujo (Avant Press), pero su carrera en este rubro tendría una circunstancia especial algunos años más tarde cuando se desempeñaba como conductora en el canal de cable “El Gourmet”, donde dejó ver también su pasión por la gastronomía y una sorpresiva gama de conocimientos al respecto.

 

Su participación en el disco “Siempre es hoy” de Gustavo Cerati (Soda Stereo), con quien tuvo una vinculación sentimental a principios de milenio, es una de las más atractivas y recordadas performances de la cantante, época en la que también fue parte de la esperada oficialización del álbum durante dos noches en el Teatro Gran Rex. Negociando con una cantidad impensada de sellos su debut como solista, finalmente fue Warner Music el sello que logró convencerla de publicar su ópera prima “Nunca o una eternidad”, pero para gran sorpresa de la industria, la bellísima cantante fue convocada por el grupo australiano INXS para sumarse al disco de duetos con figuras de todo el mundo, ocasión en la que se sumó a los legendarios intérpretes para grabar una reversión de “New Sensation”. La onda entre Deborah y la genial banda pop de la isla se prolongó cuando ella fue como invitada a interpretar ese tema en los Juegos Olímpicos de Invierno de Vancouver. El 2011 fue su año demoledor: participó con INXS en su recital de Argentina en febrero en el Luna Park donde se vivió un memorable delirio de entusiasmo, publicó su primer disco solista y casi al terminar el año fue número soporte de Lenny Kravitz, una temporada espectacular que lindaba con las mejores partes de Cenicienta.

 

Algunos cabildeos con las discográficas, en épocas donde las plataformas empezaban a dar la novedad, la demoraron en la salida de su segundo trabajo “Piel”, finalmente publicado por PopArtMusic, que le permitió mantener su respuesta con múltiples públicos, época donde taloneó a estrellas internacionales como Natalia Lafourcade entre otras. A fines de la última década, se radicó en Los Ángeles por estrictas razones sentimentales y desde allí comenzó un ir y venir con Argentina, donde matizó sus apariciones en formato acústico con su pasión culinaria, conduciendo un entretenido ciclo de comidas con invitados por Viacom-Telefé, todos los domingos al finalizar el programa de Susana Giménez. Antes de la pandemia viajó a Estados Unidos y el desembarco de esta adversidad sanitaria la halló en tierra norteamericana desarrollando su atractiva faceta como cocinera, logrando notable respuesta no solo en las redes, sino también preparando menús para distinguidos locales de gastronomía en las ciudades top del territorio yanqui. Obviamente la curiosidad de los fans que siguen su carrera musical ingresó en un cono de sombras, pero la artista indicó en sus redes sociales que está dándole forma a lo que será su tercer disco solista, sin fecha de grabación o publicación, pero que, entre comida y comida, avanza con la calidad y gran jerarquía que ha caracterizado su desempeño musical alrededor del mundo. 

Fecha de Publicación: 21/05/2021

Compartir
Califica este artículo
0/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

gustavo-Cerati El universo cultural de Cerati: ¿qué leía, escuchaba y miraba el ídolo?
Soda-Stereo Por qué Soda Stereo cambió el rock argentino

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Tradiciones
payador La famosa payada que dio origen al día del payador

Se celebra todos los 23 de julio; fue declarado en 1992, a partir de una célebre payada. Leé la hist...

Espectáculos
Mirtha Y Marcelo Mirtha Legrand y Marcelo Tinelli, dos estrellas en un año predestinado al olvido

La legendaria animadora confirmó oficialmente que no volverá a la pantalla chica antes de octubre, m...

Arte y Literatura
Instituto Di Tella París está muy bien pero le falta un Di Tella

Mito y gloria de la cultura argentina, el Instituto Di Tella permanece como un fenómeno social que d...

Deportes
Carlos Alberto Reutemann Carlos Alberto Reutemann: un tardío reconocimiento al mejor piloto de la Fórmula 1

La sociedad y los medios especializados nunca valoraron en su justa escala la trayectoria del fantás...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades