clima-header

Buenos Aires - - Sábado 23 De Octubre

Home Argentina Música Calamaro: “Testimoniamos el suicidio asistido de la gran cultura del siglo 20, las libertades y las conquistas”

Calamaro: “Testimoniamos el suicidio asistido de la gran cultura del siglo 20, las libertades y las conquistas”

El superlativo y deslumbrante compositor, pianista y crooner argentino publicó el 28 de Mayo su nuevo disco “Dios los cría”. Pocos días después, en una entrevista presencial a solas, dialogó extensamente con Ser Argentino para hablar de música y otras cosas, muy fiel a su estilo.

Música
Andrés Calamaro

La historia de la música argentina y latinoamericana le debe a Andrés Calamaro sin dudas una mejor ubicación en el sitial de la consideración artística y musical. Ceñir su carrera a algunos hits con sus grupos o en tono solitario, un par de discos trascendentales o aquella frase que cierta parte de la sociedad usó para estigmatizarlo a raíz de una causa penal, hoy es definitivamente una canallada difícil de dimensionar en un país que no cuidó jamás a los verdaderos bendecidos a la hora de componer obras grabadas a fuego de millones de argentinos. Convertido inevitablemente en uno de los diez solistas indiscutidos que, desde un tiempo a esta parte han revolucionado la música con creaciones inmaculadas, halla al fantástico compositor, pianista y conmovedor cantante argentino en un momento bastante especial de su carrera. Acostumbrado a la rigurosidad y aislamiento que provoca grabar y editar sus materiales musicales durante infinitas semanas o meses dentro de un tradicional estudio, este brillante músico podría tranquilamente haber publicado un “delicado manual de instrucciones para sobrellevar la pandemia” y hoy, muchísimos en vez de destrozar sus  vidas con la pantalla de un celular podrían leer algo más sano y enriquecedor, basado en la  experiencia de un incansable creativo que vuelve a chocar las moléculas y átomos de sus composiciones para regenerar un nuevo ADN de belleza sónica y lírica. Ese es sin dudas el señor Andrés Calamaro, alguien que no tiene que envidiarle nada a otras dos o tres figuras que se suelen citar como claves del rock argentino, un absurdo planteo oportunista que se utiliza para restarle mérito a trayectorias como la suya o la del mismísimo Gustavo Cerati.

 

En diciembre de 2018, el legendario autor del hit “Media Verónica” realizó una histórica maratón de entrevistas en un estudio de tv para promocionar su álbum “Cargar la suerte”, un disco con varios temas destinados a ser imprescindibles en sus recitales. Tres años más tarde, con un globo terráqueo percutido en sus cimientos por una pandemia fabricada con macabra convicción en un laboratorio oriental, fenomenología sanitaria que provoca una descalabrada secuencia de afectaciones físicas y cuatro millones de muertos, el artista que a principios de los 80 generó un tsunami de felicidad en aquellos que accedieron a todos sus álbumes como solista o grupales, sigue siendo sin titubeos ese encantador “científico loco” enamorado del arte de componer y manifestarlo sin regateos de ninguna clase. Feliz con su nuevo “bebé sonoro”, llamado “Dios los cría”, disco que reúne quince canciones con relecturas en formato de duetos sobre sus creaciones más celebradas o no tanto, vive agradecido del cariño que la gente le manifiesta por semejante paliza compositiva, algo que lo destaca a esta altura de su extensa trayectoria al no abandonar jamás la decisión de erigirse en un padre prolífico de temas que la mayoría canta, tararea o silba en distintos lugares del planeta. Aceptando una charla por fuera del tradicional contexto de mails que van y vienen, el mismísimo AC avala hablar frente a frente, con las distancias del caso y sin poner ninguna clase de límite a los minutos de entrevista, aferrado como el arquero Sosa de Independiente, muy seguro a su termo y el mate que manipula distinguido con la gracia de los más demoledores prestidigitadores en arriesgadas cabriolas de La s Vegas a sala llena. Las decenas de minutos pasan sin producirle cansancio, una charla mano a mano con Ser Argentino para celebrar un nuevo aniversario de la plataforma noticiosa, donde segundo a segundo dispara reflexiones que ameritan leer más de una vez cada uno de sus conceptos vertidos en una tarde otoñal en una terraza céntrica.   

Andrés Calamaro

A finales de 2018 el proyecto conceptual de “Dios los cría” ya tenía sus primeros meses de gestación, época en la que estabas de promoción con “Cargar la suerte” previo a tu primer Movistar Arena en vivo. A la distancia, ¿cómo fue que ustedes, los artistas que se animan a confluir, “se juntan” en esta bella y monumental revisión vaporizada por arreglos muy queridos por vos?

Andrés Calamaro Querido Gabriel... Los arreglos de Germán Wiedemer son exquisitos y el marco de arte para que sea posible cantar con casi veinte cantantes estas canciones ahora vaporizadas. Creo que a finales de 2018 el disco ya estaba terminado y nosotros “cargando la suerte”. Lo grabamos promediando la gira de “Licencia Para Cantar”, de ahí en adelante hasta que cantaron todos los que están. Los músicos somos una familia de primos y los cantantes somos “hermanos separados al nacer”, por eso agradecemos juntarnos a cantar, no nos mueve interés alguno, ni económico ni de ninguna clase, no vamos a vender más entradas ni recibir nada a cambio además del amor al oficio que damos y recibimos.

 

¿Cómo terminaste de producir el disco en medio de una pandemia? ¿Dudaste en sacarlo como otros artistas apelando al mecanismo inicial de singles?

Andrés Calamaro:  No recuerdo ya la secuencia, pero antes de grabar “Dios los Cría”, ya estábamos eligiendo cosas para un disco en vivo de la gira con trío, entonces entramos al estudio para grabar los cuatro y fue cuando pensé detenidamente en abordar todas estas canciones con cantantes contrastados. Ahí inmediatamente busqué el productor que se podía bancar este desafío, vino Carlos Narea para producir, elegimos más canciones para grabar, Germán escribió más arreglos grandes para grupo chico y postergamos el disco en vivo. Lo siguiente nos encontró firmes, seguimos grabando ya en varios países en el mundo. Terminamos la gira en Buenos Aires y empezamos a escribir “Cargar la Suerte”, después ensayamos y giramos en 2019, pasamos por el Movistar Arena y unos meses después… se paró el mundo. El disco estaba armado antes de escribir el primer verso de “Cargar la suerte”. Siempre grabamos “discos”, los simples son una antigüedad de la época de Los Beatles. Ahora son un artefacto funcional a internet, pero todos los artistas quieren presentarse con un álbum y tienen mucha razón.

 

¿Qué elementos te guiaron para establecer cuál persona debía acompañarte en cada una de las relecturas de tus clásicos? ¿Privó la amistad, la empatía musical o alguna respetuosa sugerencia para sumar colegas de tu actual casa discográfica?

Andrés Calamaro: Grabamos este disco sin contrato discográfico, no hablamos con nadie en las compañías, todos los contactos fueron personales. Te soy sincero, firmamos con Universal Music por dos discos que ya estaban grabados y estamos muy contentos, nos conocemos hace muchos años, algunos trabajamos juntos desde “Alta Suciedad”, ahora estoy en la Universal Music de Jesús Lopez. Para grabar quince colaboraciones plurales se empieza de cero, pensamos en decenas de cantantes apetecibles e importantes, luego hicimos una lista de aproximadamente treinta canciones grabadas con trío y dirección de Germán. Para cada canción pensamos en tres cantantes posibles o imposibles y para cada cantante, pensamos en tres opciones de canciones distintas. De ahí en adelante, fue todo confiar en la predisposición de los artistas que fue excelente. Carlos Narea es clave como productor de un disco así, Carlos puede con los más complejos desafíos de producción musical y todos respondimos a él. Tuvo la última palabra como tiene que ser. No sé en que compañía graban estos artistas, pero no tuvimos trabas de ninguna clase o no me enteré. Vinieron a cantar por amor al oficio, amistad y respeto.

Andrés Calamaro

Hay “discos de concepto” al estilo de esto que uno intuye que oficializarlo en vivo con aquellos que te acompañaron en el estudio es virtualmente imposible. Cuando sea el momento de la vuelta de los shows, ¿lo plasmado en “Dios los cría” tendrá algún concierto refrendándolo con aquellos que puedan o vas a sumar a tus recitales el efecto “Nat King Cole” para que todos ellos te acompañen en tus nuevas presentaciones, aunque no estén físicamente?

Andrés Calamaro: Cuando vuelvan los conciertos volveremos con guitarras eléctricas y banda de rock, tocando lo que más gusta y lo que más nos gusta. Hasta los más reacios ya juntamos muchas ganas de volver a tocar(risas)y la pandemia nos debe treinta recitales en treinta ciudades. La gira con trío ya la hicimos y este disco es el hijo de aquella gira, por así decirlo. Quizás hagamos otra gira silenciosa aluna vez o más duetos. Pero ahora y de momento, esperamos volver a la gira y terminarla treinta veces.

 

Estás nominado para los próximos Premios Gardel 2021 por la canción “Bohemio” que en este disco grabaste a dúo con Julio Iglesias. ¿Podrías contarme qué cosas comentó Julio al momento de proponerle hacer esta relectura de un gran y poderoso clásico de tu carrera?

Andrés Calamaro: Sin dudas, Julio es un genio como artista y una muy gran persona, con él nos hablamos cuando hay que hablar, nos reímos y nos saludamos. Está encantado con “Bohemio”, que además es su revuelta a las grabaciones, a la escena y a la canción, con rock y bolero. Estamos realmente muy felices de ser amigos y aliados.  Grabé con Julio el tema “Juan Charrasqueado” antes en un disco de tradicional mexicano y tendimos un puente. El canto tiene un código, es brindarse sin otro interés que la amistad, la enorme gratitud y el respeto. Julio Iglesias es un genio y un maestro en todo.

 

Mientras todo el mundo busca reacomodar presente a la “vieja normalidad”, ¿estás ahora componiendo nuevos temas para matizar la espera o, después de lanzar “Dios los cría”, decidiste hacer una pausa en el aspecto creativo para apoyar este álbum?

Andrés Calamaro: Sigo grabando bastante Gabriel, esta semana expongo fotos en una prestigiosa galería de arte de Madrid y acepto con mucho agrado realizar esta entrevista y otras para apoyar el disco. Debería corregir los versos criollos del año pasado, que conforman un diario en verso del año veinte. Me gustaría progresar con mi proyecto de cine, pero sinceramente me resisto a compartir el libro con nadie y una película es mucho trabajo. Mientras tanto estoy “toreando en silencio”, ya que interrumpimos la gira en la mitad y queremos de vuelta los recitales que no hicimos. Para las grabaciones siempre estoy listo.

 

Como ciudadano del mundo, viviste muchísimas cosas en distintos países que se encargaron de ampliar tu cultura del mundo. ¿Qué lectura hacés en calma de este tiempo con el planeta afectado por una pandemia, con la gente reacomodando sus piezas para resistir una situación así?

Andrés Calamaro: Mi lectura es crítica, discuto lo que ahora se entiende como progreso progresista. Soy un lector experimentado de la realidad y tuve a los mejores maestros. Sin dudas esto es el “Apocalipsis Occidente”, esto es el suicidio asistido de la gran cultura del siglo 20, las libertades y las conquistas.  Creo que esta es más que una pandemia de gripe peligrosa, nos agobiaron con estadísticas, cada país y región tiene distintos protocolos y cambian cada día. El asunto de las vacunas no parece del todo transparente, otra vez el mundo partido al medio y en miles de pedazos.

 

¿Cómo analizás lo que ocurre con Argentina y su impactada sociedad?

Andrés Calamaro: Lo que ocurre en Argentina, además de lo que ocurre en Argentina, está ocurriendo en todo Occidente. América Latina sigue estallando para pesar de la razón y los ciudadanos, el resto del mundo occidental está delirando un moralismo impostado como impoluto. Luego Argentina es la dulzura de nuestro folklore regional, nuestros tesoros culturales, que siempre corren peligro de olvidarse o deteriorarse en la desidia. En mi país que tristeza la pobreza y el rencor.

Andrés Calamaro

¿Cómo cambió tu conducta y desempeño cotidiano con la llegada de la pandemia? ¿Te hizo revalorizar otras cosas de la vida o priorizar otras cuestiones que tal vez estaban por distintos motivos algo relegadas en tu agenda?

Andrés Calamaro: Creo que descubrimos un nuevo concepto de libertad.  Mi conducta fue la de un indigente en una gran casa deshabitada, porque me pasaba hasta doce horas escuchando “Allman Brothers”, tomando mate y escribiendo. Entonces fui al estudio de grabaciones de donde apenas salí por cien días. Y no grabé nada, hice experimentos sonoros que compartí con un puñado de personas. Luego de la “cuarentena carcelaria”, recuperé apenas una cierta normalidad. Creo que comí lo mismo y escuché el mismo disco por varios meses. No le di prioridad a nada, corté la comunicación con el mundo externo, ni vi noticias ni me enteré de las estadísticas. Verdad que nadie en mi familia la ha pasado mal, afortunadamente.

 

En uno de los momentos del 2020 donde se liberaron los vuelos a otras partes del mundo, viajaste a España para respaldar el lanzamiento de un libro biográfico de Los Rodríguez. En esa presentación te reuniste con tus compañeros de andanza. ¿Cuál pensás que es en perspectiva el aporte que dejó la obra de ese grupo a nivel mundial? ¿Ahora les agarró el bichito de reunirse para tocar o vuestras carreras por separado ocupan la mayoría del tiempo?

Andrés Calamaro: Me gusta más cómo nos reunimos Los Abuelos, por ocho minutos que podrían haber sido cinco minutos más. Ocurre con Los Rodríguez que nunca nos presentaron un proyecto razonable ni sólido, otra es que hace mas de veinte años que grabo mis propios discos y presento giras con este nombre y apellido. El aporte de Los Rodríguez fue la vida misma, un pedazo de vida para cada uno. Una época. Otra es que ahora quiero terminar la gira que empezamos en 2019.  Y me cuesta imaginar una gira sin cantar “Paloma”, “Estadio Azteca” o “Tuyo Siempre”. Los Rodríguez somos amigos y orgullosos de lo que fuimos y como sonamos, de momento nadie nos ha propuesto nada francamente razonable.

 

¿Cómo viste durante el 2020 la llegada del streaming, mecanismo para ocupar el sitio de los conciertos ausentes por el problema sanitario?

Andrés Calamaro: No sé usar streaming porque no recuerdo las contraseñas(risas), no he podido ver ninguno, supongo que se puede inventar algo bueno, yo haría una prueba de sonido en streaming, o un ensayo. Pero es imposible que reemplacen los recitales porque es imposible. Más allá de la importancia sagrada del público, no se puede, en mi situación actual sería desleal con mis compañeros de las giras y perdiendo dinerales, con nuestro sistema de giras es algo improbable, somos independientes y nadie nos regala nada.

Andrés Calamaro

Siendo el pop y el rock tus padres naturales, sin olvidar las grandes influencias como el tango y el bolero, ¿cómo ves actualmente los nuevos géneros musicales como el trap y el reggatón que se van imponiendo?, ¿qué es lo que más y lo que menos te gusta de estos géneros? ¿Por qué pensás que su impronta está tan fuerte hoy?

Andrés Calamaro: Lo que se llama “urbano” lo vaporizo como Rap de Hip Hop y nuevas variantes, ahora en este idioma y con la escena latina como central. Nunca el castellano había llegado tan lejos. Si dejan esta puerta entreabierta vamos a abrirla a patadas. A los compañeros de oficio los respeto a todos y admiro a los que son muy buenos. Como soy algo anticuado aprecio mucho el texto y el compás, el carisma y el saber estar de los cantantes o maestros de ceremonia.

 

Carlos “el Indio” Solari hace unos años publicó una biografía autorizada que hizo con el escritor Marcelo Figueras. Otros músicos en el último lustro hicieron lo propio. Vos escribiste un trabajo literario muy atractivo hace poco. ¿Ahora sentís con todo esto de la pandemia que llegó el tiempo de plantear un análisis de un pasado inolvidable o lo dejarías para otra ocasión?

Andrés Calamaro: Gabriel, prefiero evitar biografías o series de Netflix. Prefiero no leer un libro que trate sobre mi persona ni verme en la televisión o las plataformas. Siento que evitar biografías es un secreto de anteriores artistas e intelectuales. El Indio es un caso aparte, distinto a todo, entonces se espera con deseo cualquier cosa que escriba o grabe… y nunca es “cualquier cosa”.

 

David Lebón en muchas entrevistas o charlas no se cansa de hacer público su agradecimiento por tu presencia en el álbum “Lebón & Cía.” cantando con él el tema “Parado en el medio de la vida”. ¿Cómo recordás esa grabación con alguien que en su momento participó bastante en los históricos featurings del inoxidable álbum “Hotel Calamaro” (1984)?

Andrés Calamaro: David es mi héroe, también somos amigos y compañeros, pero es de los que realmente me han inspirado para ser músico y cantar. Fue una enorme satisfacción grabar juntos en este disco definitivo. Pude agradecerle lo importante que fue para mi cuando empecé a ver recitales y cambiar discos en el parque. Recuerdo cada guitarra que usó en cada distinto recital, lo veo desde Polifemo y conozco sus discos anteriores con Pappo, Color Humano, Pescado Rabioso y aquel genial disco solista de los setenta. Es mi héroe y siempre me ha tratado con dulzura.

 

Sos uno de los pocos artistas de esta nación que se ocupa intensamente de oficializar sus discos en muchas provincias del país aún en tiempos muy difíciles. ¿Qué significa para vos “ser argentino” por sobre todas las cosas?

Andrés Calamaro: Yupanqui tiene una frase buena propósito de “ser argentino” y vivir en Paris … Dice “Cuando salgo a caminar, después de dormir la siesta … Argentina soy yo”. Atahualpa vivió en Paris y falleció en Nimes durmiendo una siesta larga. Casi nunca estoy en grupos de muchos argentinos y acepto firme la responsabilidad planteada a lo Atahualpa Yupanqui o por José Hernández en el “Martín Fierro”. En su destino inconstante, solo el gaucho vive errante donde la suerte lo lleva. Soy orgulloso y amoroso de nuestra cultura especial y regional, somos una antigua potencia cultural. Un país lejano con vaquitas ajenas y penas que son de nosotros. Recorrer el país, y luego el continente, es lo más importante a lo que puede aspirar un artista musical.

 

Si había alguien que sentía un amor inconmensurable por Andrés Calamaro, ese fue Diego Armando Maradona. Este último martes 25 de mayo, justo a tres días de la publicación de tu álbum “Dios los cría” se cumplieron seis meses de su inesperada partida física. ¿Cómo viviste la experiencia de ser su amigo?

Andrés Calamaro: Nos amamos con Diego. Nos vimos mucho, pero siempre en el espectro privado y confidencial. Lo justo sobre su historial es que lo recuerden sus compañeros de oficio, que compartan sus recuerdos y expliquen que le hacía distinto y mejor que todos. Un amor de persona. Sigo esperando que suene el timbre de casa y sea Diego, Diego Maradona.  Sin dudas, el mundo sin Diego nunca va a ser el mismo.

 

Fotos Andrés Calamaro 2021: Universal Music Argentina / Universal Music España. 

Fecha de Publicación: 06/07/2021

Compartir
Califica este artículo
3.50/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

 Andrés Calamaro Las 8 mejores canciones de Andrés Calamaro
calamaro Calamaro, el argentino más nominado en los Grammy

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Arte y Literatura
Norah Lange Alguien para no olvidar, Norah Lange

Musa de la primera vanguardia histórica argentina, la escritora es mucho más que la mujer que enloqu...

Historia
Batalla de Cepeda Batalla de Cepeda. Deseo que los hijos de Buenos Aires sean argentinos

Un vencedor de Cepeda Justo José de Urquiza exclamaba pacifista en la iglesia de San José de Flores...

Historia
Instituto Bernasconi Instituto Bernasconi. Una Sorbona para la Enseñanza Primaria

Se cumple un siglo del inicio de la construcción del Palacio Escuela de Parque Patricios. Martha Sal...

Empresas y Negocios
Taragui Taragüi: cómo llegó a convertirse en la yerba más elegida por los argentinos

Durante varias generaciones, la familia Navajas intentó cultivar yerba mate. A pesar de que el prime...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades